Redacción

Guanajuato.- En la capital, la cuarta parte de los animales que llegan a resguardo al Centro de Control y Asistencia Animal del municipio, son sacrificados.

El encargado de despacho del CECAA, Juan Armando Álvarez Villegas, señaló que, a esta área, los animales llegan por distintas razones y no solo porque sean animales abandonados que deambulan en las calles.

Señaló que se resguarda a animales que han atacado a personas para descartar que tengan alguna enfermedad o algunos que son donado ya que los dueños no se pueden hacer cargo y se ponen en adopción.

“Es variable, pero estamos hablando de 15 a 20 animalitos a la semana”.

Sin embargo, no todos son adoptables, ya que por alguna situación no se les puede buscar un hogar.

En este caso, se tienen que sacrificar.

“El protocolo del Cecaa no nos dice que si nos llega lo tenemos que sacrificar, tienen cierto tiempo, perros que tienen que llegar a observación porque agredieron a una persona, los de donación de van a adopción después también de estar en observación, pero en promedio, se sacrifica al 25 por ciento”.

Sostuvo que hace falta tanto una cultura de adopción, como de conciencia entre los dueños de los animales, para cuidar y esterilizar a sus animales, lo que evitaría que se sigan reproduciendo perros callejeros.

Finalmente, se refirió a las enfermedades que sufren los animales y que pueden provocar un brote en el centro de control, situación que dijo, es muy difícil de controlar.

“A los centros llegan animales que son de captura, que no sabes si están enfermos, que la encontramos en la calle y no sabemos si están incubando una enfermedad, entonces, nos dicen que es imposible erradicar una enfermedad viral en un Cecaa, es algo que siempre va a haber y tener las medidas de prevención para evitar la diseminación de la enfermedad”.

Te podría interesar:

SZ