Ocio

La ciencia trata de explicar el misterio de los sueños

Juana Adriana Rocha

Guanajuato.- ¿Cuántas veces nos hemos despertado a mitad de la noche, angustiados por una pesadilla? ¿O decepcionados porque el despertador pone fin a un gran sueño? Hay curiosidades en torno a estas representaciones de la realidad, producto de la actividad cerebral mientras dormimos.

¿Cuánto tiempo soñamos?

Investigaciones han demostrado que todas las noches soñamos entre 5 y 20 minutos. Si sumamos todos estos ciclos, pasamos en promedio seis años de nuestra vida soñando. Pero el 95% de nuestros sueños los olvidamos a los pocos minutos de despertar. De acuerdo con el científico Allan Hobson, esto se debe a que los cambios que se producen en el cerebro mientras dormimos, no concuerdan con el modo en que procesamos la información en la vigilia.

Diferencias y semejanzas

Expertos en el tema sostienen que hay diferencias entre los sueños de mujeres y hombres, sobre todo en el contenido. Los hombres suelen recrearse escenas agresivas y donde predominan las figuras masculinas, las mujeres tienen sueños más complejos en trama, detalles, situaciones y personajes. Pero hay ciertos temas que son ‘universales’, pese a las diferencias de género y culturales: todos soñamos que caemos al vació, que nos persiguen, nos sentimos inmóviles, o sufrimos la angustia de estar desnudos en público.

¿Y los animales?

Una de las mayores evidencias científicas de que los animales sueñan, es el estudio de un gorila que aprendió el lenguaje de señas. Mientras dormía, fue captado comunicando con gestos las escenas que se cree recreaba su mente en ese momento. Investigadores han experimentado sobre todo con ratas, para ver si el reino de los animales también goza del reino de los sueños. Los resultados apuntan a que es muy probable.

Gana la negatividad

Calvin Hall es un psicólogo que dedicó la mayor parte de su vida a la interpretación de los sueños. A lo largo de medio siglo estudió más de 50 mil relatos que le revelaron algunas constantes. Por ejemplo, las emociones negativas, predominan sobre las positivas. En ese estado de la mente experimentamos con mayor frecuencia miedo, ansiedad, tristeza, que sensaciones agradables como la alegría.

El color de los sueños

Un pequeño porcentaje de la población recuerda sueños en blanco y negro. Se calcula que ocho de cada 10 sueños se presentan a todo color. Investigadores sostienen que predominan los tonos pastel.

Un caso excepcional son las personas que son invidentes de nacimiento, que sueñan de un modo muy distinto, a través del resto de sus sentidos: el olfato, el oído o el tacto.

Otras noticias