Irapuato Top 5

La “Botica de la Cruz”, 127 años de tradición cuidando la salud de los irapuatenses

Fotos: Nayeli García / Archivo Histórico de Irapuato

Nayeli García

Irapuato.- La esquina de Manuel Doblado con Santos Degollado es una de las más identificadas en la ciudad; ahí está la “Botica de la Cruz”, la única que ha sobrevivido alrededor de 127 años en Irapuato, reconocida por los adultos mayores de las comunidades rurales y por los médicos especialistas.

Las boticas fueron negocios muy populares entre la ciudadanía, las más antiguas de Irapuato datan desde la época colonial, de acuerdo a la información que guarda el Archivo Histórico Municipal.

La “Botica de la Cruz” se sabe que empezó a funcionar en 1894 con Luis Cruz Díaz, quien se decidió a vender plantas medicinales, bálsamos y remedios de la familia. Rápidamente se convirtió en una ‘droguería’, ahora ícono de Irapuato.

Aunque dijo no conocer cómo inició la “Botica de la Cruz”, su encargado Rubén Márquez indicó que a la semana, al menos 500 fórmulas son realizadas en el laboratorio y entre 20 a 25 recetas especiales son surtidas diariamente, por encargo de los especialistas.

“Hay doctores que hasta le ponen ‘en la ‘Botica de la Cruz’, viene así, no en otro lado, aquí dice: ‘Botica de la Cruz, dosificar tal fórmula así y así para tantos días’”, contó.

Las fórmulas que más se piden son las de los dermatólogos para tratar las espinillas o para el corazón, para rosaduras; todas las fórmulas son las originales desde hace ya varios años. Todas están en el libro de farmacopea que tiene más de cien años de antigüedad.

Anteriormente había varias boticas en Irapuato, recordó, tenían sucursales en Correos, en el centro e incluso frente a la que aún sobrevive. Pero ya todas se acabaron. Queda otra en Salamanca y siendo la única en Irapuato, la demanda es bastante todos los días de la semana.

De acuerdo a la información proporcionada por el Archivo Histórico Municipal, el registro más antiguo de una botica en Irapuato data de 1800, un documento sobre el traspaso de José María Acevedo, maestro de farmacopea, al señor, Carlos Ansquerque.

Otras de las boticas irapuatenses eran La Purísima, que data de 1893, El Hospital, de 1894, Señor San José en 1898 y la de La Cruz Roja, de 1908.

Otras noticias