Justifica Torres regreso de Rivera y Mata: todos tienen derecho al trabajo

2
COMPARTIR
Carlos Torres Ramírez, secretario del Ayuntamiento. Fotografía: Patricio Serna

Apuntó que sus actuales funciones consisten en trabajo de campo y no de escritorio

María Espino

GUANAJUATO, Gto.- La recontratación de José Luis Rivera Jasso, extitular de Desarrollo Rural, y Ludovico Mata Vega, exdirector de Servicios Públicos Municipales, se hizo por honorarios asimilados a sueldos por prestación de servicios a la administración. Así lo explicó Carlos Torres Ramírez, secretario del Ayuntamiento.

Apuntó que sus actuales funciones consisten en trabajo de campo y no de escritorio, por ejemplo, apoyan en las diferentes áreas, atienden consultas, reciben demandas ciudadanas, verifican si hay trámites atrasados y detectan comités que quieran vincularse al Municipio.

Publicidad

Torres negó que ambos exfuncionarios fueran despedidos por incompetencia, aclaró que ellos renunciaron a sus cargos.

Respecto a por qué contratarlos a ellos y no buscar mejores perfiles, el secretario argumentó: “todos tenemos un derecho constitucional al trabajo, es un derecho humano, un derecho fundamental, es posible que una persona haya dejado de laborar y luego vuelva, es mi caso he dado varios pasos por la administración”.

Agregó que “hay gente que tiene condiciones que a juicio de una administración puede ser útil para prestar algún servicio”.

Destacó que al estar bajo la modalidad de salarios asimilados, Rivera y Mata pueden en cualquier momento dejar de trabajar para el Municipio.

Su paso por la administración

Te podría interesar:  En ceremonias del Grito, se hace presente la lluvia

Desde el 2015, varios integrantes del Cabildo solicitaron la destitución de José Luis Rivera Jasso como director de Desarrollo Rural, debido a quejas sobre su trabajo y escándalos, como el choque que sufrió el 14 de noviembre de 2016 a bordo de un vehículo oficial, fuera de horario laboral y en aparente estado de ebriedad.

En cuanto a Ludovico Mata Vega, dejó el cargo debido a su pobre desempeño al frente de Servicios Públicos Municipales, en noviembre del año pasado.

Su trabajo en pro de la limpieza de la capital fue cuestionado en diversas ocasiones por los síndicos Marco Carrillo, Ramón Izaguirre y la regidora panista Samantha Smith.