Gilberto Navarro

Guanajuato.- La camada de gatitos que murieron después de ser rescatados, nunca se entregaron al Centro de Control Animal de la capital, debido a que el reporte fue por la tarde y este ya estaba cerrado.

Así justificó la Directora de Salud Municipal, Minette Rodríguez la resolución que tuvo la contraloría municipal de exonerar a Juan Pablo Rodríguez Fonseca por la muerte de los cinco gatitos rescatados por la policía ambiental en un baldío de la Colonia La Venada.

Y es que, en enero, el funcionario fue separado del cargo, para investigar bajo qué condiciones murieron los felinos que supuestamente fueron dejados a su cargo.

Minette Rodríguez señaló que la información, aunque emitida por el entonces Presidente Municipal Alejandro Navarro, era errónea y estos nunca se entregaron al CECAA.

“A nosotros como directivos, se nos informó que al médico veterinario que en ese entonces estaba como encargado, se le absuelve de la culpabilidad porque, de hecho, los animalitos no fueron entregados a CECAA, fue una mala comunicación en la policía, nunca llegaron a CECAA”

Justificó que el centro de control animal cierra a las 4 de la tarde y el reporte de los gatos abandonados se dio por la tarde.

“Es parte de la investigación que se está llevando, el reporte se realizó en el turno vespertino y las instalaciones cierran a las 16 horas”.

Recordó que, aunque fue absuelto, Juan Pablo Rodríguez no regresa a dirigir el centro de control animal.

EZM