Redacción

Indianapolis.- El pateador de despeje de Indianapolis Colts, Rigoberto Sánchez, será operado por un tumor cancerígeno que se le detectó.

El mexicoamericano, hijo de madre de Guanajuato y padre de Michoacán, estará fuera del fútbol americano por tiempo indefinido, pues la operación será complicada.

Así lo anunció Rigoberto a través de su cuenta de Instagram este lunes. Por fortuna, el cáncer no se ha extendido por otras partes de su cuerpo.

La salud de Rigo comenzó a preocupar tras fallar algunas patadas de salida en el juego contra los Tennessee Titans, mismo que perdieron.

También lee:

RO.