Redacción

Perú.- Una joven murió desangrada dentro de un cuarto de hotel, luego de que se realizara a un aborto clandestino y sufrir por una mala praxis.

La mujer de 20 años de edad había rentado un cuarto en el hotel, hasta donde llegó acompañada de un hombre desconocido.

Tras algunas horas, el hombre salió y dejó a su acompañante.

Un vecino de cuarto escuchó gritos provenientes de la habitación contigua por lo que decidió llamar al servicio de administración, quien a su vez llamó a las autoridades.

Al arribar, la policía encontró a la mujer sobre la cama envuelta en una sábana totalmente ensangrentada.

La mujer confesó que se había sometido a un aborto luego de que el padre del bebé le había dicho que no se haría responsable.

Por este motivo la joven contactó a un médico para que le practicara el aborto. Sin embargo, el doctor realizó una mala práctica y dejó el útero expuesto por lo que la joven comenzó a desangrarse.

Aunque la paciente fue trasladada de emergencia al hospital de Pangoa, y luego transferida al Hospital Manuel Higa Arakaki de Satipo, lamentablemente perdió la vida.

Con información de Paco Zae

Te podría interesar: