Joselito Adame ‘dejó de lado’ a Europa para revivir a los toreros en México

Fotos: Cortesía

Carlos Martínez Vertti

León.- Joselito Adame, el torero que abrirá cartel el próximo sábado en la plaza Revolución de Irapuato, ve con alivio y alegría la reactivación de la fiesta brava en las plazas del país. Él renunció este año a torear en Europa para enfocarse en apoyar “a que la fiesta vuelva a moverse” y, señaló, por fortuna se está logrando.

El aguascalentense alternará con Octavio García ‘El Payo’, Diego Silveti y André Lagravere el día 20 en la reapertura del coso irapuatense. Viene, aseguró, con todo el deseo de brindar una gran actuación y redondear una tarde importante.

“Vengo contento y con la ilusión de festejar con la gente de Irapuato y de toda la región los 80 años de su plaza Revolución; el aniversario, sumado a la fecha emblemática, a los toreros que alternaremos, y a la ganadería, nos permite anticipar que será una gran tarde para todos”, señaló Adame.

El matador dio entrevista telefónica para Correo, desde Aguascalientes donde la tarde de este viernes estaba tentando en una ganadería. “Ya es el cierre del entrenamiento para el sábado y llegar bien afinados”, comentó.

Tiempos difíciles

Adame toreó el pasado 31 de octubre en Pachuca, con José Mauricio y Ernesto Javier “Calita”, lidiando reses de El Salitrillo. Por fallas en la espada no redondeó sus faenas. Sin embargo, durante el año y desde que se reactivaron las corridas ha tenido actividad constante en diversas plazas del país, por lo general con bastante buenos resultados.

San Luis, Texcoco, Pachuca, Tijuana, donde tuvo sus presentaciones previas, se le rindieron.

Pero, ¿cómo ha sido una temporada sin presentarse en España?

“Me decidí a no actuar en Europa en todo un año; es la primera vez dese 2004 que por decisión propia no torearé allá”, señaló, y explicó que permanecer toreando en México es la manera en que se logrará reactivar la fiesta al 100 por ciento.

Cuando comenzó la pandemia, recordó, “al principio lo tomé como una relajación… pero no sabía las consecuencias que vendrían; pasaron días, meses, más meses, hubo cancelación de contratos y la cosa ya iba en serio, tanta complicación fue frustrante, nos pegó en lo anímico y en lo económico, pero más grave cuando fallecían personas cercanas”.

Sin embargo, después de tantos meses desafortunados (y de que el año pasado se canceló la celebración del 80 aniversario de la plaza Revolución) Joselito Adame vuelve a Irapuato, y su invitación al público taurino es: “Verán que después de tanta pandemia y contratiempos, este será un gran día, será estelar y todos lo disfrutaremos”.