Agencias

Ciudad de México.- José Urquidy reconoció que la temporada que está por comenzar es la oportunidad para consagrarse en Grandes Ligas.

El mazatleco todavía es joven, apenas 25 años de edad, pero el hambre por convertirse en un pitcher de renombre en los Astros de Houston lo ha motivado, sobre todo en el regreso de la campaña completa, en la cual, aspira a estar sobre el montículo texano durante 200 entradas.

“A mí me dio Covid-19 el año pasado y estuve un tiempo sin hacer nada. Este año es muy importante para mí, porque va a ser una temporada larga, voy a tener muchos juegos y voy a lanzar muchos innings”, comentó Urquidy, en videoconferencia.

El coronavirus y la campaña de 60 juegos mermó el desempeño del sinaloense, al participar en cinco juegos, donde recibió 22 imparables y nueve vuelacercas. El diestro adelantó su deseo de revancha para este 2021, desquitarse del 2020 que lo frenó durante un tiempo de la lomita.

“Va a ser un año en el que tenga que consolidarme y, a partir de aquí, estar bien consolidado en Grandes Ligas”.

Los Astros estrenan manager para esta temporada, Dusty Baker, quien tuvo una conexión inmediata con el mazatleco.

“Es muy amigable: jugó en México (en los Yaquis de Ciudad Obregón), me pregunta por algunos jugadores, le gusta la comida mexicana y esa clase de detalles hace que convivamos. Siempre trata de ver por nosotros, nos pregunta cómo estamos, y nos genera confianza”, cerró.

EZM