Onofre Lujano

Acámbaro.- José Tomás Martínez López, de origen oaxaqueño, quien forma parte del Consejo Nacional de Gobernadores Indígenas, refiere como los usos y costumbres se han ido perdiendo con la industrialización de la zonas como de Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Oaxaca o Chiapas donde los mismos dirigentes aprueban la invasión de sus tierras que no traen más que deterioro de las lenguas y de sus orígenes.

“Pero estamos a tiempo de ir rescatando poco a poco, desafortunadamente se han perdido muchos de ellos en todo el país y particularmente en esta parte del centro de México, el norte ya se perdió esta cultura y para algunos les va resultar nuevo”.

Refirió que él es originario de Oaxaca y que “ahí afortunadamente conservamos muchos nuestros usos y costumbres, incluso las obras que se llevan a cabo en los municipios, la mayoría se hacen a través de una figura que le llamamos ‘el Tequio’, en Puebla se llaman jornales o jornada, con esto todos los pueblos crecieron desde la épocas prehispánicas y era la forma de cómo se construían las grandes ciudades”.

“Desgraciadamente (…) fueron estigmatizando a los pueblos indígenas, pues decían que los indígenas reflejaban el atraso de nuestro país”.