Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El diputado local del PRIJosé Huerta Aboytes, señaló que la designación de Ruth Tiscareño Agoitia para ocupar la primera posición de la lista de candidaturas a diputados locales plurinominales es aberrante, lleno de vicios y de total humillación para la militancia priista de Guanajuato, pero en especial para las mujeres que por años han estado con el partido. 

Huerta Aboytes dijo que con la designación de una forastera como Ruth Tiscareño quien es originaria de San Luis Potosí, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI está cometiendo una flagrante violación a la constitución y a las leyes electorales, pues ella ni siquiera cumple con el requisito de residencia y tampoco reúne los requisitos de capacidad profesional, política y parlamentaria, establecidos en sus estatutos. 

“Lo que acaba de hacer la dirigencia nacional no es más que una total grosería, humillación, insulto absoluto a toda la militancia y a todas las mujeres priistas, porque no se vale que la dirigencia estatal imponga a una forastera como diputada local de Guanajuato y desprecie y humille a todas las mujeres priistas.

Mujeres priistas también hicieron público su rechazo a la designación de Ruth Tiscareño

“Resulta que no encontró en Guanajuato la dirigencia nacional a una mujer con los méritos, atributos y todas las prendas políticas profesionales y personales para ser diputadas, las tuvo que encontrar en una forastera”. 

Reiteró que la dirigencia nacional cometió un ultraje para las mujeres priistas que cuentan con capacidad, honradez y oficio político para ocupar una curul. 

“Es una vergüenza que vengan a hacer este tipo de posicionamientos atropellando los derechos políticos que tienen todos los guanajuatenses priistas y concretamente todas las mujeres, porque finalmente es una humillación y un desprecio a su capacidad”.

Sin posibilidades de ganar

José Huerta afirmó que este asunto solo ha provocado que el partido haya quedado minimizado para enfrentar el presente proceso electoral, pues la militancia perderá el entusiasmo para contender. 

“Si estaba despedazado (el partido) y confrontado, ahora quedó más minimizado, sin aliento y sin capacidad para enfrentar una situación difícil de competencia político electoral como la que nos enfrentamos y porque si las pocas posibilidades que tenemos, se relegan a los priistas guanajuatenses y a las mujeres.

“Entonces estamos en una situación en la que se echa a perder todo el entusiasmo y ánimo político y de lo poco que nos queda, se sufre un gran desencanto y quiero pensar que lo mínimo que puede pasar es que asuman un comportamiento diferente”. 

Dijo que se debe reconocer que el partido no está en sus mejores momentos y que contrario a lo que se designó a Ruth Tiscañero como delegada del CEN para unir al priismo local, solo llegó a confrontar más, “a hacerse de un solo lado y a agandallarse una posición que no le corresponde”. 

El legislador local dijo que él continuará en el partido, aunque se siente lastimado por el presidente del CEN, Alejandro Moreno Cárdenas por llevar a cabo estas conductas “antidemocráticas de cerrazón, aberración, no apertura política, sino dictatoriales, autoritarias e impositivas y que esperemos que antes de que me salga yo, se salgan ellos, una vez que pasen las elecciones”.