Agencias

Londres.- La estrella de Hollywood, Johnny Depp, perdió ayer su batalla por difamación contra el tabloide británico ‘Sun’ que lo calificó como un “golpeador de esposa”, después de que un juez del Tribunal Superior de Londres dictaminara que había agredido repetidamente a su expareja y que la había hecho temer por su vida.

En un fallo que podría dañar gravemente su reputación y su carrera, el juez Andrew Nicol dijo que aceptó las demandas de la exesposa de Depp, la actriz Amber Heard, de que la había agredido violentamente durante su tempestuosa relación de cinco años.

Los abogados de Depp describieron el fallo como tan “perverso como desconcertante” y dijeron que sería ridículo que no apelara.

Depp, de 57 años, famoso por sus papeles en películas como ‘Piratas del Caribe’ y ‘El joven manos de tijera’, había demandado a News Group Newspapers, editora del ‘Sun’, y a uno de sus periodistas, Dan Wootton, por un artículo de 2018 que decía que el actor había sido violento con Heard, de 34 años.

Nicol dictaminó que las acusaciones del periódico eran “sustancialmente ciertas. De ello se desprende que esta afirmación se desestima”.

Durante tres semanas de julio en el Tribunal Superior de Londres, el juez Nicol escuchó evidencia tanto de Depp como de Heard sobre su matrimonio, supuestos amoríos, el estilo hedonista del actor y su lucha con el alcohol y las drogas, además de sus furiosas peleas. Las dos partes se acusaron mutuamente de violentos arrebatos.

Heard declaró que Depp se convertía en un alter ego celoso, “el monstruo”, después de darse atracones de drogas y alcohol. A menudo había amenazado con matarla, contó la actriz, que detalló 14 ocasiones de violencia extrema cuando contó que su por entonces marido la ahorcó, golpeó, afobeteó, le dio cabezazos y la pateó.

Nicol dijo que aceptaba que 12 de estos relatos eran ciertos, incluida su descripción de una terrible experiencia de tres días de “asaltos múltiples y sostenidos” mientras estaban en Australia.

Depp dijo al tribunal que nunca había sido violento con su exmujer, que sus demandas eran mentira y qué él había perdido la punta de un dedo después de que ella le lanzara una botella de vodka luego de una feroz pelea en Australia.

Pero Nicol rechazó su versión de cómo perdió el dedo, al igual que la caracterización de Heard como una cazafortunas.

EZM