Redacción

México.- Tras la polémica por la descripción de trabajo duro de Samuel García Sepúlveda, que se tradujo en ir al golf por las mañanas con su padre hasta terminar los 18 hoyos, su padre respondió: “Sí, pero nada más fuiste una vez y ya no quisiste”.

Esta confesión fue hecha durante el episodio 8: Especial Día del Padre que se transmitió el 16 de junio de 2019, pero revivió a raíz de los comentarios que se han divulgado en medio.

En el minuto 29:40, en una comida con su papá, Samuel narró:

“A mí, mi papá, desde la prepa, había dos reglas: buen promedio o buenas calificaciones, bien portado y tienes todo, obviamente en nuestro mundo, en nuestros límites, todo, me refiero a tus carritos, tus viajes, te sigo pagando el Tec y yo creo que como ahí de los 15, los 16 me descompuse, me puse fiesterón, y papá me cambió las reglas.

“Me dijo: ‘no, ahora, además si quieres lana, aparte de bien portado y promedio, tienes que venir a jalar todas las tardes y tienes que ir al golf conmigo el sábado, a las 6 de la mañana y terminando de jugar te pago tus mil pesos”, narró García.

“Jugábamos en Cadereyta, en un campito, casi casi en el monte”, le reviró su padre, a lo que el vástago preguntó: “¿Fue una medida de control, o no?” y su progenitor le contestó: “Sí, pero nomás fuiste una vez y ya no quisiste”, a lo que, nervioso, el senador con licencia respondió: “no, no, si fui a varios”, comentario que apoyo su padre: “Si, fuiste varias veces”.

Y continuo: “Sí, desde prepa están tu hermano y tú en oficina. Salieron ya siendo unos abogados, ya litigando, no a empezar a aprender. Todo lo que han tenido se lo han ganado, no les he dado nada ahí por chulos nada más, pues, y el haberte dado buena educación fue por tus promedios”.

La raíz de la polémica

Samuel comentó en una entrevista, que un día su padre lo despertó temprano para que lo acompañara a la oficina y en el trayecto le recriminó: “Ya gastaste muchos dólares, yo a tu edad ya me mantenía, ya es momento de jalar o no hay lana”, le advirtió.

“Entonces lo odié porque mi raza salía los viernes, y yo salía también los viernes a tomar o de fiesta, te metías a la 1 o 2 de la mañana y me levantaba a las 5 porque el team time era a las 6:30 y si no me levantaba a jugar… bueno, odié el golf, lo odié, lo odié”, señaló en la entrevista.

Con información de Proceso

Te podría interesar:

SZ