Nayeli García

Irapuato.- La construcción de la Torre Médica de Especialidades en el Parque Irekua no es un capricho, es una necesidad urgente, señalaron organizaciones civiles quiénes pidieron de favor a los grupos ambientalistas desistir del amparo, pues de perder la torre sería catastrófico.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA), encabezada por José Martín Cano, realizó una reunión con representantes de diferentes asociaciones civiles para presentar el proyecto de la Torre Médica de Especialidades, en donde dijo defender el derecho a un trabajo digno de más de 600 empleados de la salud que necesitan la ampliación del hospital.

Martín Cano aclaró que en la reunión en ningún momento busca confrontar, como lo señaló Paulina Uribe Morfín, quien encabeza la defensa del Parque Irekua y quien rechazó la invitación para asistir a la reunión, en donde sí se presentó Leticia Ochoa, representante de Planeta Cuatro, quién se pronunció en defensa del Irekua y tras la reunión reiteró que no cederían en la protección de los árboles, cuyo estudio y evaluación fue presentada en la reunión.

Sin embargo, hubo posturas a favor del proyecto, como la del presidente del Colegio de Médicos de Irapuato, Walter Edgar Miranda Mares, quien explicó que, ante las diferentes propuestas de reubicación y de soluciones al conflicto, sólo los médicos sabían y vivían la verdadera problemática que se tiene en el Hospital General.

“Los que trabajamos en un hospital sabemos hasta donde podemos llegar, que si está a 15 o 20 minutos el paciente, se nos muere, sólo nosotros sabemos que ocupamos otras salas, otro quirófano, otras especialidades, se nos complica mucho ir en auto media hora o más para atender a los pacientes de un lado a otro. Hay muchas cosas buenas y malas, pero hay que buscar coincidir”, señaló, al recordar que el tiempo se agota y la necesidad es real y urgente.

Por su parte, los representantes de la Asociación Glady’s Miranda, que apoya a mujeres con cáncer, pidieron a las ecologistas recapacitar, pues para ellas es muy complicado trasladarse a recibir sus tratamientos y el Hospital General tiene una ubicación privilegiada que está conectado a todas partes: “Soy protectora del medio ambiente, pero entendemos que es más importante la salud que la vida de un árbol”, señaló.

La representante del Club Rotarios, quien se comprometió como organismo a plantar más de 300 árboles, precisó que la construcción de la Torre Médica no es un capricho de las autoridades, pues se tuvo que tomar la decisión de ocupar parte del parque ante la urgencia de ampliar los servicios de salud de Irapuato y no para molestar a las ecologistas.

Advirtió que al menos por tres años más, el Gobierno Federal no va a destinar recursos para la salud de Guanajuato y menos para Irapuato, por lo que se tiene que aprovechar lo que se tiene, aunque se hayan tenido errores por parte del gobierno.

“Sería catastrófico para la ciudad, para los más vulnerables, y los más necesitados, no se pueden perder los recursos, que las ecologistas reconsideren que estamos unidos para un mismo fin, el fin es el bien de Irapuato, no son decisiones arbitrarias, son decisiones que se tienen que tomar y se tuvieron que tomar por algunas personas para bien de Irapuato, no para afectar a las ambientalistas. Por favor reconsideren, aquí nadie sale ganando, es por el bien de todos los irapuatenses y si no se hace sería catastrófico”, dijo.

La duda que surgió entre algunos de los presentes a la reunión fue que, si en el futuro se tendría que utilizar más parte del parque Irekua, por lo que se propuso que la idea era seguir gestionando un nuevo hospital, pero por el momento, atender a las necesidades del actual, pues de lo contario se va a seguir trabajando en condiciones indignas.

Martín Cano explicó que entre las opciones que la gente propone son la Plaza de Toros que es un espacio privado y su estacionamiento es insuficiente para el proyecto. El otro, es el área de estacionamiento exterior del Parque Irekua en donde está la estatua de Diego Silveti, pero están los cimientos del estacionamiento y no se podría cimentar la torre, la tercer opción es el predio cruzando la avenida Guerrero, que también es privado, y la cuarta es un área que queda del Cipol, que tampoco alcanza en superficie para el proyecto.

La suspensión

Foto: Archivo

El Juzgado Noveno de Distrito otorgó la suspensión definitiva de la construcción de la Torre de especialidades en el Parque Irekua por no tener el uso de suelo.

Ante ello, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez aseguró que el proceso no ha terminado y consideró que los ecologistas van a buscar cualquier pretexto para detener la obra, pues en su opinión no se requiere un cambio uso de suelo, ya que como autoridad se hizo la donación para un fin particular que es la construcción de la Torre de Especialidades Médicas.

Por su parte, la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) ya analiza otros proyectos para reorientar los 123 millones de pesos que serían destinados para la construcción Torre Médica de Especialidades de Irapuato ante la suspensión definitiva de la obra; el tituar Daniel Díaz Martínez pidió a las ecologistas desistirse en su demanda.

Precisó que para tener un nuevo hospital para Irapuato se requiere de una inversión de 900 millones de pesos y no se tiene la posibilidad económica para llevarlo a cabo, además de que se consiguió la certificación de la Federación para la construcción de la Torre en menos de dos años, y aseguró que fue un proyecto muy cuidado y todos los detalles se cuidaron para su realización.