Nancy Venegas

Irapuato.- Los trabajos de limpieza en los cauces de cuerpos de agua en la comunidad La Soledad ya terminaron, pero aún no inician las obras para realizar el dictamen técnico a fin de reubicar el canal que hace 6 años la empresa Procter & Gamble (P&G) se comprometió a realizar para prevenir inundaciones.

Al parecer el corporativo pagó al módulo de riego 011 para que desde hace tiempo realizara estas obras de limpieza, pero no lo hicieron, representantes del módulo no justifican el incumplimiento.

“Ya están limpios los canales, Japami nos prestó la maquinaria y ya acabaron en este momento está todo limpio”, comentó J. Reyes Hernández, delegado de la comunidad La Soledad.

Confirmó que se llevó a cabo la segunda reunión para el cumplimiento de acuerdos entre representantes de la fábrica Milenio de P&G, personal de Protección Civil, Japami y vecinos de la Soledad.

Estas mesas de trabajo se establecieron luego de la inundación registrada en septiembre pasado, ante el incumplimiento de P&G que data desde hace 6 años cuando la Comisión Nacional del Agua, (Conagua) aprobó que la empresa eliminara el canal cercano a la zona más baja de la comunidad para la construcción de la fábrica, siempre y cuando reubicara el cuerpo y además participara junto a los lugareños y vecinos en la limpieza de los cuerpos de agua.

En la primera mesa de trabajo, directivos de P&G se comprometieron a cubrir los gastos de especialistas que realizarían un dictamen técnico para las acciones que se llevarán a cabo a fin de evitar inundaciones y afectaciones para los habitantes de La Soledad.

“Todavía no empiezan esos trabajos, pero nosotros confiamos en que sí los van a hacer porque se ve la disposición de los representantes de la fábrica, lo que salió en esa juna fue que los de la empresa comentaron que pagaban al módulo de riego para que limpiaran los canales y bordos y los representantes del módulo no dijeron nada, yo creo que cuando alguien se queda callado es porque algo extraño está pasando”, comentó el delgado de la comunidad La Soledad. 

A falta de tapa, basura cubre boca de tormenta

Bolsas de plástico, envases de bebidas, envoltura de alimentos, residuos de golosinas y hasta una palma seca es lo que “cubre” una boca de tormenta en el Bulevar del Bosque en la colonia Las Reinas.

“Antes de que empezaran las lluvias reportamos a Japami que se robaron la tapa de esa boca de tormenta, llegaron las lluvias, los charcos y no paso nada”, comentaron vecinos del Bulevar del Bosque.

Desde hace varias semanas, pidieron ayuda al organismo local operador del agua para que se solucionara el desperfecto, en esta vialidad muy transitada no sólo por vehículos particulares, sino por unidades pesadas que descargan mercancía en la bodega de una tienda de autoservicio.

Pero pasaron los días y el desperfecto continúa, lo que implica además de un riesgo para los automovilistas, ciclistas, motociclistas y peatones que circulan por la zona, un foco de infección porque en la boca de tormenta sin tapa, se aprecia a simple vista residuos de alimentos, envases de bebidas, envolturas de golosinas, arena, piedras e incluso una rama de una palmera seca. 

“Ojalá que ahora si hagan caso y repongan la tapa, es un peligro y ahora hasta un foco de infección”, platicaron los colonos de Las Reinas.

Reclaman por inundaciones

La madrugada de este 7 agosto será inolvidable para la familia Rincón, en medio de la lluvia, como pudieron resguardaron a los siete pequeños en la segunda planta de su hogar ubicado en la comunidad La Soledad, los tres adultos corrieron para tratar de salvar sus muebles y aparatos eléctricos porque el agua del canal que brotaba por el piso y paredes se metió a su hogar por cuarta ocasión desde el 2016.

La lluvia atípica de aproximadamente 40 metros cúbicos y la acumulación de basura en el canal de riego de esta comunidad provocó que el agua superara el cauce e ingresara a 60 viviendas y el Sabes, donde el líquido alcanzó hasta 30 centímetros. Al menos 300 personas resultaron afectadas. Lugareños exigieron que la empresa Procter & Gamble, ubicada a unos metros, repare el canal que eliminaron para la construcción de la planta.

Tras estos hechos, comenzaron a realizar mesas de diálogo para finalmente reponer el cuerpo de agua. A estas la empresa se unió y los lugareños aseguraron que parecía haber disposición de arreglar el problema al que adjudican las inundaciones que han vivido desde que la empresa llegó.

LC