Roberto Lira

Celaya.- “Ante los tiempos de crisis que se viven actualmente, las autoridades deben ser más sensibles al recibir su aguinaldo, que supera en mucho al de la mayoría de los ciudadanos”, señaló el obispo de Celaya, Benjamín Castillo  Plascencia

Este año se destinarán 1.3 millones de pesos para el pago de aguinaldo de los miembros del Ayuntamiento de Celaya; la presidenta municipal recibirá 151 mil pesos, los síndicos 90 mil pesos y los regidores 80 mil pesos cada uno

Al respecto, el prelado celayense opinó que debe haber congruencia en el reparto de este derecho ante las condiciones actuales que vive la sociedad y exhortó a los ediles a renunciar a parte de su aguinaldo en apoyo a la ciudadanía. 

“Estamos en tiempo difícil yo creo que las autoridades tiene que poner ejemplo en eso, no gastar de más. Qué bueno que ofrecieran eso y pudieran decir ‘gracias, dame la mitad’ o bajarse ellos mismos. Sería un gesto muy bonito ante el pueblo (…) No se puede en un tiempo en que el pueblo sufre que ellos tengan más, no quiere decir que sus familias no necesiten, por supuesto, pero que sean solidarios darían un muy buen ejemplo limitándose”,  comentó Castillo Plascencia. 

Asimismo, el obispo de Celaya señaló que las autoridades municipales y de cualquier nivel de gobierno decidan en favor del pueblo y no sobre intereses particulares.

NDR