Foto: Archivo

Lourdes Vázquez
Guanajuato.-
El Congreso del Estado destinará alrededor de 30 mil pesos para la implementación de medidas para el retorno a las sesiones presenciales a partir del próximo jueves 3 de junio, informó el secretario general del Legislativo, Ricardo Narváez Martínez.

Especificó que, del recurso total, 22 mil 800 pesos se destinaron a la compra de las láminas de acetato que se colocarán en las curules y el resto del dinero (8 mil pesos) se destinó al mantenimiento de la cabina de audio, video y el voto electrónico.

“La Junta de Gobierno y Coordinación Política decidió regresar, son 4 periodos últimos ordinarios de esta Legislatura, el regreso está considerado desde el punto de vista híbrido, es decir, que los diputados que son mayores de 65 años, que tengan alguna situación y que decidan no venir físicamente lo pueden hacer a través de la plataforma zoom”.


Ricardo Narváez manifestó que los diputados que acudan a la sesión del pleno tendrán que seguir varios protocolos, que son los que se establecieron desde el año pasado cuando se declaró la contingencia sanitaria por el Covid-19; además que se reducirá el número de asistentes al salón del pleno conforme a lo establecido por la Secretaría de Salud de Guanajuato.

Explicó que cada una de las curules tendrá una cabina separadora para evitar algún tipo de contacto y durante el desarrollo de la sesión se estará midiendo la cantidad de dióxido de carbono y se realizará un monitoreo del número de partículas.

En todo momento se deberá portar el cubrebocas, será reducido el número de asesores parlamentarios y estará cerrado el acceso al público. El personal administrativo del Congreso local no acudirá a laboral de manera presencial el 3 de junio, a fin de que no se haya aglomeraciones.

“Aún y cuando nos ha dicho la Secretaría de Salud que seguimos en semáforo amarillo, queremos cuidar que ese día como vienen los diputados, ese día el Congreso esté solamente disponible para ellos y no se sature el personal”, concluyó.

MD