Redacción

Acámbaro.- Cuando aún se desarrollaban encuentros de la liga acambarenses de fútbol, uno de los espectadores fue acribillado entre gritos de pánico de aficionados que escucharon los seis disparos de alto calibre.

El hombre quedó inerte en el campo deportivo Caña Brava, donde se efectuaba el partido, cuando se registró el atentado. Los agresores huyeron por rumbo desconocido.

Después de los disparos, todo fue pánico en el campo y en las canchas aledañas, pues el público y los jugadores buscaban salir del área.

Los partidos fueron suspendidos, en tanto, al lugar llegaron patrullas de Seguridad Pública municipal, quienes acordonaron la zona en espera de los elementos de la Fiscalía para el levantamiento del cuerpo.

ndr