Redacción

Pueblo Nuevo.- La Administración del Gobierno Municipal 2018-2021 de Pueblo Nuevo, Guanajuato, encabezada por la Alcaldesa Larisa Solórzano Villanueva, intensificó la campaña para el uso obligatorio del cubrebocas entre las familias neo-poblanas y sus visitantes. Lo anterior ante el marcado incremento del número de casos de contagios de personas por Coronavirus (Covid-19).

Personal de Fiscalización, Protección Civil y Seguridad Pública, reforzaron las acciones conjuntas de perifoneo en la Cabecera Municipal y en las Comunidades Rurales, distribuyeron carteles en viviendas y comercios, además del llamado para que todos usemos cubrebocas.

Se analiza la posibilidad de aplicar sanciones administrativas, económicas y hasta clausura de establecimientos, comercios y negocios que no acaten la exigencia del uso obligatorio de cubrebocas entre su personal y los clientes.

La medida se adoptó ante el incremento en el número de casos de personas declaradas como pacientes sospechosos o diagnosticados por Covid-19, tanto a nivel municipal como estatal; de ahí que las autoridades en materia de salud decidieron regresar el semáforo a color naranja.

La intención de la campaña masiva del uso obligatorio de cubrebocas, es preservar la salud de los neo-poblanos y evitar que Guanajuato retorne a semáforo rojo.

AC