Fernando Velázquez

León.- Este lunes, autoridades locales y la Asociación de Propietarios y Colonos del Parque Piel en León firmaron un convenio para integrar a este polígono de la industria curtidora a la red de drenaje y saneamiento del SAPAL, con lo cual podrán medirse las descargas residuales de sus empresas, e incrementar el uso de agua tratada en sus procesos.

El presidente del Consejo Directivo del SAPAL, Jorge Ramírez Hernández, explicó que para lograr esto serán invertidos 220 millones de pesos, recurso que provendrá no solo de esta paramunicipal, sino también del Gobierno del estado, del Municipio y de los propios curtidores.

Además, resaltó que esta acción, que inicialmente abarca a 76 empresas curtidoras, forma parte del plan integral del SAPAL para incrementar de forma considerable el uso del agua tratada en la industria.

“Para poder reusar, ¿qué necesitamos hacer? Que las aguas residuales lleguen de manera efectiva a las plantas de tratamiento, y el hecho de que Parque Piel se integre hoy es muy importante porque no estaba en la red del SAPAL. Necesitamos orientar las inversiones no solo a la construcción de las obras de drenaje, sino también al mantenimiento y buen uso de las plantas”, dijo.

Detalló que de los 53 millones de metros cúbicos de agua que se utilizan al año en León, solo 23 millones se reutilizan, y de estos, entre el 80 y 90 por ciento son para uso agrícola, por lo que el reto es que la industria curtidora, al igual que en restaurantes y hoteles se emplee más agua de segundo uso.

En tanto, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo destacó que en estas empresas instaladas en Parque Piel, al suscribirse al Programa de Regulación Ecológica, podrá medirse sus descargas de aguas residuales.

“SAPAL estará brindando toda la asesoría necesaria en la adecuación de instalaciones para realizar sus procesos con pretratamiento y la colocación de medidores que son indispensable para monitorear las descargas. Además, de ofrecer el acompañamiento necesario para el uso de agua tratada en los procesos industriales de las curtidurías, lo que permitirá reducir el empleo de agua potable”, comentó.

Por su parte, el alcalde Héctor López Santillana resaltó que, si bien puede parecer menor la cifra de 76 empresas curtidoras anexadas al Programa de Regulación Ecológica, la realidad es que en éstas se concentra el 80 por ciento del curtido de pieles en la ciudad.