Luis Telles

Uriangato.- El alcalde, Anastacio Rosiles Pérez señaló que, ante el aumento de contagios por Covid-19 y ser un municipio a donde llegan miles de visitantes y compradores, se instaló un cerco sanitario en las entradas y salidas del municipio y, a donde llegan los autobuses foráneos, se realizan labores de sanitización y recomienda no bajar la guardia y seguir las medidas de salud para su protección.

“Todos los días estamos trabajando en ello para evitar un cierre de negocios, entonces tenemos que trabajar, cercar todo, proteger a nuestros visitantes, a nuestros habitantes, para que no vaya a ver un cierre que afecte la economía del municipio”.

Rosiles Pérez dijo que, cada área de la administración cuenta con tareas que realizar y el llamado a la ciudadanía es que den a conocer si algún lugar en donde no se esté trabajando, que este descubierto, para proteger y no se vaya a convertir en un problema.

“Por ejemplo, en los accesos y salidas está vialidad, checando temperatura, aplicando gel antibacterial y entregando cubrebocas, en los estacionamientos de autobuses personal de protección civil sanitizando los interiores, en el corredor comercial se está recomendando a los comerciantes poner el ejemplo al llevar las medidas de salud que todos conocemos, entre otras, porque hay una colaboración entre todas las dependencias de la administración”.

Por otro lado, dijo que, no hay permisos para abrir salones de fiesta, porque se detectó que es el foco de infección más grande, que es cuando hay alcohol, hay jóvenes, que luego a ellos no les pasa nada, pero si se llevan el problema a su casa y contagian a los adultos.

“Hemos tenido decesos muy lamentables y eso es en lo que tenemos que hacer conciencia hacía todos los habitantes y, a toda la gente, para evitar en máximo los convivios, no hay que bajar la guarda, solo hay que ver los resultados de cuantas gentes muy cercanas, familiares, se han contagiado y algunos han fallecido, lo cual es muy lamentable”, concluyó.

SZ