Redacción

Argentina.- La funeraria Pinier, a donde fueron llevados los restos de Diego Armando Maradona, se ha visto envuelta en polémica luego de que supuestos empleados abrieran el ataúd del exfutbolista para tomarse fotografías con él.

Tras la muerte de la leyenda del fútbol, Argentina declaró tres días de luto nacional y colocó los restos del Diez en una capilla que fue montada en la Casa Rosada, para que sus seguidores pudieran darle el último adiós.

No obstante, el público se ha visto indignado luego de que salieran a la luz ‘selfies’ que muestran a los presuntos trabajadores de la funeraria posando con el cadáver del exfutbolista.

En redes sociales, uno de los trabajadores fue identificado como Diego Molina, que ya ha sido amenazado por el abogado de Maradona, Matías Morla.

Diego Molina es el canalla que se sacó una foto junto al féretro de Diego Maradona. Por la memoria de mí amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración,

señaló el abogado en un tuit.

Otros dos supuestos empleados de la funeraria fueron exhibidos haciendo lo mismo que Molina.

El gobierno de Argentina ha decidido retirar los restos de Maradona ante algunos disturbios que se han presentado.

Con información de El Siglo de Torreón

También lee:

RO.