Jazmín Castro

León.- En casi siete años, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) ha realizado cinco sanciones a empresarias de la industria curtidora, por depositar sus desechos en lugares no autorizados por la Secretaría de Medio Ambiente; además desde ese periodo han ido arrastrando ocho investigaciones por los mismos motivos.

El encargado de despacho, Anselmo Conejo, comentó que en el estado existen 24 empresas avaladas para recoger desechos de la industria de la curtiduría y depositarlos en espacios autorizados para su tratamiento, de las cuales, 16 están ubicadas en León.

Dijo que solo dos empresas no cuentan con la licencia y por lo tanto no pueden estar trabajando, mientras que los desechos que se han constado han sido arrojados en terrenos, “son predios donde la Secretaría de Medio Ambiente indica que no son sitios de disposición final para estos productos, son los que tenemos del 2015 a la fecha, en los que estamos trabajando”, comentó.

La recolección de residuos es a través de pipas o cajas secas, que es una especie de depósito y luego llevan los desechos de la industria a lugares que cuentan con licencia. Los encargados de estos lugares también deben tener certificaciones para el personal, así como de recolección de materiales, uso de suelo, traslado, entre otros.

Un reto sancionar Explicó que, para iniciar un proceso de sanción o investigación, se deben contar con información y evidencias, como fotografías, nombre de la empresa, vehículo u algún detalle que los lleve a dar con la empresa.

LC