Karla Silva

Silao.- Este martes, 60 operadores del servicio de transporte público en Silao fueron sometidos a exámenes antidopaje; en lo que va de la administración, solamente uno ha resultado positivo a consumo de sustancias prohibidas.

El módulo de toma de muestras de orina fue colocado frente a la Central de Autobuses en la calle Luis H. Ducoing, donde personal de Transporte Público requirió documentación a cada uno de los conductores que están en servicio en las rutas urbanas y suburbanas.

En diciembre pasado se efectuó otra toma de muestras en la que se reportaron resultados positivos al consumo de sustancias, sin embargo, posteriormente acreditaron que toman medicamentos controlados que provocaron la alteración de los resultados.

“Esta es la primera prueba de este año, que ya debería ser la segunda; yo he realizado algunos antidoping de personas que veo que no están en condiciones (…) tenemos un positivo y en diciembre cuatro, pero estaban tomando medicamento, no traían en ese momento su receta médica”, expuso Martín Corona, titular de la dependencia adscrita a la Secretaría de Seguridad Ciudadana

A aquellas personas que no aprueban el examen se les solicita que acudan a rehabilitación, mientras tanto no se les permite trabajar para evitar poner en peligro a los usuarios.

En palabras del funcionario, las acciones se toman “para corroborar que estén en condiciones para poder conducir el transporte para el usuario”. Aclaró que ante la pandemia del nuevo coronavirus el servicio no opera en un cien por ciento, sin embargo “cuando esto se regularice, esos operadores que entran nuevos van a tener que volver a realizarse esa prueba para poder laborar”.

El total es de 129 conductores. Los resultados serán revelados esta misma semana.

ndr