Nancy Venegas

Irapuato.- En un formato diferente, ajeno a la aglomeración de personas ni congestionamientos viales en la zona, ayer inició la edición 2020 de la Expo Agroalimentaria.

Para prevenir contagios por coronavirus, se implementaron protocolos sanitarios estrictos. La directora del evento, Lilian Ibarra Retana, confió en que con las plataformas digitales, la Expo será un éxito como las anteriores ediciones. 

Personal con caretas, cubrebocas, gel antibacterial, termómetros digitales y túneles sanitizantes, dieron la bienvenida a los asistentes a la Expo Agroalimentaria, que este año por la pandemia Covid-19 se realizará de manera híbrida, es decir con eventos virtuales y el modo presencial solo para quienes requieran indispensablemente acudir a las instalaciones, por lo que las numerosas filas de personas y congestionamientos viales, esta vez no ocurrieron como en ediciones anteriores.

“El reto más grande es hacer un evento de prestigio, de calidad, pero sobre todo sano cuidado y muy responsable. Se están aplicando los lineamientos, la sana distancia, estamos organizando a la gente para que entre de forma ordenada, les pedimos que sean pacientes, que nos faciliten la toma de temperatura, gel sanitizante y el uso adecuado del cubrebocas”, dijo Ibarra Retana. 

Para acatar los protocolos sanitarios, los organizadores de la Expo, tuvieron que hacer una serie de adecuaciones en los espacios, desde las áreas abiertas para expositores, naves, áreas de comida e incluso en las parcelas. Lo que implicó una reducción en la participación de expositores a diferencia de ediciones anteriores. 

Incluso se indicó a los expositores la distancia que debían guardar entre la maquinaría que presentaría y el número de personas que de acuerdo a la longitud del stand podrían permanecer para evitar aglomeraciones de personas. 

Al hablar de las expectativas en cuanto a derrama económica y afluencia de visitantes, Ibarra Retana, comentó que precisamente el cambio de formato dificulta las estimaciones.

EZM

También puedes ver: