Yadira Cárdenas

Salamanca.- La familia de Sara Edith Díaz Figueroa se dedica a recolectar PET y cartón para subsistir.

Sin embargo, hace una semana comenzaron a presentar ronchas en sus cuerpos y detectaron que la vivienda estaba infestada de una plaga de pequeños animales (aunque desconocen si se trata de chinches o garrapatas) que están siendo analizados por el autoridades del sector salud.

Esta situación ocasionó que tuvieran que deshacerse de sus pocas pertenencias, incluida la ropa, por lo que pidieron apoyo para recuperar lo perdido.

La madre de familia refirió que desconoce de dónde pudo prevenir la plaga y fue hasta hace ocho días que comenzaron a surgir erupciones en el cuerpo de los cinco integrantes de la familia, por lo que se pensó que sería producto de los moscos.

Una persona cercana le señaló que debían verificar el domicilio y entonces se dieron cuenta que había diminutos animales por toda la vivienda.

“No sabemos si son chinches o garrapatas y de dónde llegaron. Pensamos que a lo mejor en dos camitas de madera que nos regalaron o en los colchones, o hasta en la ropa que luego nos dan, pero sí nos llenamos todos de ronchas”, dijo.

La familia acudió al Centro de Salud donde fueron atendidos y este viernes se les practicaron análisis clínicos para determinar si había algún daño a la salud así como también se tomaron muestras de los animales, además de que la familia se tuvo que deshacer de la mayoría de sus pertenencias entre camas, colchones, ropa y otros pocos muebles que tenían.

Piden apoyo ciudadano

Sara Edith destacó que, hasta el momento, no han presentado alguna otra molestia de salud. Sin embargo, de sus tres hijos -dos varones (uno de 19 y otro de 10) y una niña de tres años- uno de ellos padece convulsiones, por lo que espera que no se vea afectado.

“Nos dijeron que en un mes nos tenían los resultados, mientras compramos para fumigar, pero tiene que ser tres semanas seguidas y no tenemos dinero. Son 400 para seguir comprando cada químico, por eso es que estamos pidiendo ayuda, somos de escasos recursos y aparte pues nos vamos a quedar sin nada”, comentó la mujer.

La madre de familia señaló que aquellos ciudadanos que deseen apoyar pueden acudir a su domicilio ubicado en la calle 12 de octubre 609, en el Fraccionamiento El Progreso, cerca del bulevar Salamanca.