Fernando Velázquez

León.- A pesar de las señales de recuperación que ha mostrado en el último trimestre, a la industria del calzado aún le falta recuperar poco más de 13 mil 500 empleos y la estimación de la CICEG es que será hasta el 2023 cuando los niveles de productividad se regularicen. 

En conferencia de prensa, Alejandro Gómez Tamez, presidente ejecutivo de la CICEG, apuntó que, de acuerdo con datos del IMSS, en junio de este año el sector calzado reportó 52 mil 393 puestos de trabajo, lo cual representa 13 mil 534 menos en relación a febrero del año pasado, antes de que la pandemia de la covid llegara a México. 

Sin embargo, destacó que a partir de marzo de este año, mes en el que tocó fondo la generación de empleo en la industria al reportar solo 49 mil 946 trabajadores, se han logrado recuperar 2 mil 447 empleos. 

La industria del calzado fue una de las primeras en reactivarse. Aún así, la recuperación ha sido lenta. Fotos: Cristina Muñoz

Añadió que al cierre del 2021 la meta es recuperar al menos otros 3 mil puestos de trabajo, y lograr fabricar cerca de 200 millones de pares de zapatos, cifra que aún sería 20 por ciento menor a la registrada en el 2019. 

“¿Por qué no vamos a regresar a los niveles de producción del 2019? Primero, porque no hubo clases presenciales, si acaso hay a finales de agosto, entonces ese segmento está parado y representa muchos millones de pares; por otra parte, hay un deterioro en el poder adquisitivo de las familias que se ha traducido en que las familias le dan prioridad a otros rubros de gasto”, explicó. 

En tanto, el presidente de la CICEG, Alfredo Padilla Villalpando, apuntó que el regreso a clases presenciales sería un gran impulso para las cerca de 200 empresas guanajuatenses que fabrican zapato escolar, pero todavía no tienen la certeza de que los estudiantes regresen a las aulas en el siguiente ciclo. 

“El fabricante de calzado escolar está muy temeroso de seguir con la producción, el año pasado se quedó con una gran cantidad de pares. Hoy en día el estado dice una cosa, mañana la Federación dice otra; sí tenemos problemas para el zapato escolar, tenemos una gran cantidad de fábricas que hace tres semanas empezó a planear su producto escolar y ahorita está retrocediendo por la desconfianza”, dijo. 

Te podría interesar: Guanajuato recupera 27 mil empleos tras la crisis por la pandemia

Exportación al alza… junto a la importación

Alejandro Gómez Tamez, director ejecutivo de Ciceg. Fotos: Cristina Muñoz

Si bien las exportaciones de calzado han aumentado de forma considerable, superando incluso cifras previas a la pandemia, la CICEG mostró preocupación porque las importaciones provenientes de Asia también están retomando los niveles que tenían antes de la contingencia sanitaria. 

De acuerdo con datos de la Administración General de Aduanas, de enero a mayo se exportaron 10.3 millones de pares de zapatos, cifra que es 53 por ciento mayor en relación con el mismo periodo del año pasado, y 24 por ciento mayor si se compara con el 2019. 

Este incremento significó un aumento de 63.5 millones de dólares en relación con el 2020, y de 14.5 millones de dólares respecto al 2019. 

Alejandro Gómez Tamez, presidente ejecutivo de la CICEG, apuntó que este crecimiento se debe al avance de la reactivación económica, no solo en Estados Unidos, sino en países de Centroamérica, como El Salvador y Guatemala, donde las exportaciones crecieron 1 mil 476 y 69 por ciento, respectivamente. 

Sin embargo, lamentó que de forma paralela, las importaciones de calzado asiático también están ganando terreno. 

“Nos preocupa el comportamiento que estas pudieran tener en lo que resta del año y no acabar con un nivel de importaciones muy peligroso como los 103 millones de pares que se importaron en el 2019. Queremos que la recuperación del mercado interno sea para los fabricantes nacionales y no para las importaciones”, dijo. 

De enero a mayo, han ingresado al país 38.5 millones de pares, de los cuales la mitad provienen de China y el resto de países como Vietnam, Indonesia, Myanmar y Camboya. 

Esta cifra representa un crecimiento del 14 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, detalló Gómez Tamez, quien indicó que preocupa que las importaciones puedan llegar a los niveles del 2019, cuando se registró la entrada de 103 millones de pares. 

SZ