Impulsados por la estela modernista e innovadora de la Industrial Transformation México 2021, esta semana convergerán en nuestro estado los adelantos de la ciencia y la tecnología que la Industria 4.0 presentará para México y Latinoamérica. Este miércoles, jueves y viernes estará llevándose a cabo en el Poliforum de León la feria Hannover Messe, donde los líderes industriales del mundo presentarán los adelantos tecnológicos.

Nuevamente Guanajuato será sede de la más importante feria industrial y de los adelantos en robótica, automatización y energía inteligente, siendo además la puerta de acceso al mundo del futuro para la promoción de la mentefactura y la nueva vocación educativa e industrial de nuestro estado. De esta forma el gobernador Diego Sinhue planta la bandera de la exploración y la aventura guanajuatense por la conquista del futuro económico.

Sin embargo adscribirse a la Industria 4.0 representa grandes retos sociopolíticos para esta administración, que está arrancando su segundo y más importante segmento de gobierno inmerso en una nube pandémica que ha frenado el avance industrial, económico y educativo de nuestra entidad, que además estará inaugurando la renovación de los gobiernos municipales con su consabida fase de noviciado. En fin que las altísimas expectativas serán determinadas por las circunstancias limitativas del estado y el acoso de las políticas tendenciosas y retrógradas de la federación.

Para alcanzar los objetivos progresistas del gobernador, es imperativo que se sincronicen las agendas de todos los componentes vertebrales de la sociedad, iniciando por el vértice gubernamental que además de ajustado por fines de austeridad emergente, se constituya en el catalizador social que dinamice la vida económica, política, laboral, cultural y educativa, en pos de ambientes que garanticen la plataforma básica para enganchar la vida de nuestra entidad con el expreso de la transformación industrial.

Así las cosas, la Secretaría de Economía estatal, el aparato empresarial y la industria guanajuatense deberían ser relanzados por un programa integral de estímulos y apoyo financiero que reactive eficientemente al sector productivo, enlazándolo con el sector financiero internacional y con los líderes industriales del mundo. De igual forma el gabinete de seguridad deberá desplegar un plan maestro que garantice la paz y armonía social, imponiendo la fuerza del Estado sobre el crimen organizado y la inseguridad, pues mientras no se reconquiste la tranquilidad y bienestar urbano las inversiones domésticas e internacionales seguirán sometidas por la incertidumbre.

En el ámbito laboral el fortalecimiento del poder adquisitivo del salario es ineludible, pues se trata de que la generación de riqueza y el progreso económico se disperse a todos los segmentos sociales, por lo que es de capital importancia que las estrategias de generación de empleos y fuentes de trabajo fecunden la competitividad salarial, profesional, intelectual e innovadora de nuestra clase trabajadora, para entonces sí dejar de ser simples maquiladores dependientes de la manufactura de bajo costo y que el nivel de vida del empleado alcance indicadores mínimos internacionales.

Finalmente, la sinergia de una sociedad impulsada por la mentefactura obliga a que los programas culturales y educativos sean proclives a la superación, la inventiva, la innovación, el emprendedurismo, la intelectualidad y el desarrollo de la ciencia y la investigación, ya que es toda una cultura, formación y disciplina forjada desde el desarrollo de estrategias educativas. Este rubro implicará un fuerte compromiso y responsabilidad de la SEG, para generar un programa emergente de recuperación académica y reactivación educativa, que trascienda y supere las posturas inerciales y grises de quienes le han administrado en el pasado.

Los grandes sueños y metas de un futuro exitoso, exigen generar las condiciones que los haga realidad.