Foto: Karla Silva

Karla Silva

Silao.- Unifor, el sindicato general más grande del sector privado en Canadá, mostró indignación ante la alteración de votos con la que el mes pasado se decidiría la legitimación del contrato colectivo de trabajo, entre el sindicato cetemista ‘Miguel Trujillo López’ y el Complejo Silao de la armadora automotriz General Motors.

Lo anterior a través de una carta enviada ayer por correo electrónico a la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, así como al presidente de General Motors, Mark Reuss.

En el texto, el presidente nacional de Unifor, Jerry Dias, hizo saber la “indignación” que le causó leer los informes relacionados con la supuesta alteración de votos realizada por el “grupo ilegítimo”, formado por la Confederación de Trabajadores de México (CTM). Asimismo, lamentó la destrucción de boletas con votos negativos.

Consideró que lo ocurrido representa una violación a los términos establecidos en el acuerdo comercial del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pues los trabajadores de la industria automotriz en México “tienen derecho a ejercer una negociación colectiva, libre y justa”, lo que les ha sido negado en forma sistemática a través de los “contratos de protección patronal” y los sindicatos que se forman de manera ilegal.

Continuó: “Las acciones perpetradas por la CTM son detestables, no son un reflejo de los principios fundamentales que respaldan los sindicatos gremiales y sólo aportarán una disminución en los salarios y un deterioro de las condiciones de trabajo que se viven en las fábricas automotrices en Canadá y en todo el continente”.

Llama a tomar cartas

Al mismo tiempo, Unifor hizo un llamado al Gobierno de México para que con inmediatez tome cartas en el asunto, mientras también solicita que los tribunales mexicanos tomen medidas como el cumplimiento de la ley nacional y el tratado comercial T-MEC, respecto a los votos de autenticación del sindicato.

En este sentido, pidió que en un futuro funcionarios independientes recuenten de manera detallada los votos depositados, que se realice una investigación pública exhaustiva sobre el tema y se presenten cargos contra las personas que pudieron haber cometido un delito en este actuar.

Mientras tanto, a General Motors le pidió denunciar las acciones por parte de la CTM y colaborar con las autoridades para que la votación sea libre, justa y secreta para los trabajadores.

Jerry Dias se comprometió desde lo personal a buscar las opciones de respaldo y defensa de los trabajadores automotrices mexicanos, entre las que se incluye recurrir a medios determinados de acuerdo con el T-MEC para la solución de diferencias.

La problemática ha escalado, sigue la historia AQUÍ.

ndr