Incumplen en el suroeste al vender gasolina en garrafas

En Pénjamo y Abasolo ignoran instrucciones del gobernador. Foto: Juan Arriaga

Las empresas gasolineras ignoraron las recomendaciones para no vender gasolina en garrafones de plástico; no dieron preferencia a las unidades oficiales que se encargan del servicio público

Juan Arriaga

Pénjamo.- En el suroeste de Guanajuato, las empresas gasolineras ignoraron las recomendaciones para no vender gasolina en garrafones de plástico, aunque se limitó el número de litros por persona. En Abasolo, no dieron preferencia a las unidades oficiales que se encargan del servicio público, tuvieron que hacer fila como todos los ciudadanos, además, en algunas gasolineras despachaban cientos de litros en barriles, los incidentes fueron documentados a lo largo del día.

En Pénjamo, desde las 03:00 de la madrugada comenzaron a llegar los habitantes a las gasolineras Arias y Shell de la cabecera municipal. Llevaban sus automóviles con poca o sin gasolina, además traían algunas garrafas de plástico para obtener un poco de combustible adicional.

 Una pipa que estaba prevista llegar a la gasolinera Pioneros no llegó, pero sí lo hicieron tres pipas más que transportaron 67 mil litros de gasolina para atender la demanda de los ciudadanos en las gasolineras Arias, Shell de la carretera federal 1110 y la que está frente al parque lineal.

En Abasolo, en la gasolinera que se ubica frente a la colonia Los Pinos, fue evidenciada la venta de gasolina en barriles por grandes cantidades, además, en el servicio Delfines las unidades oficiales y vehículos de emergencia debían hacer fila como todos, pese a las recomendaciones del gobierno estatal para darles prioridad en el abastecimiento.

En ambos municipios la escasez generó la venta ilegal del combustible que llegó a ofertarse en redes sociales hasta en 900 pesos la garrafa con 20 litros de gasolina.

*EZM