Óscar Jiménez

Estado.- En un año atípico, la maestra Maricela ‘N’, ha pasado por distintas situaciones laborales y personales: recientemente dio a luz a una bebé prematura, en medio de la pandemia por coronavirus; también se quedó sin trabajo por las adecuaciones en las listas de docentes a nivel Federal, y, por si fuera poco, aún le deben 5 mil 400 pesos del último ciclo escolar en el que participó.

Maricela, quien pide cambiar su nombre real, solo representa uno de los casi mil casos de maestros guanajuatenses a quienes les adeudan una cantidad similar desde las quincenas del mes de abril por lo que comprende parte de dos quincenas, así como la prima vacacional. En total, la Federación alcanzaría la deuda de casi 5 millones y medio de pesos por los servicios prestados de maestros en el periodo del 16 de agosto de 2019 al 15 de agosto de este 2020.

“Se nos dijo que nos llegaría en el transcurso del ciclo escolar y que no era necesario meter algún reclamo, cosa que no ha sido cierta”.

“Varias de las maestras realizamos el reclamo, pero no hemos tenido respuestas, y esto nos afecta mucho a las personas que actualmente estamos desempleadas”, dice Maricela, quien, además, desde hace unos meses, en las dos listas anunciadas para la contratación de maestros a nivel federal, quedó fuera de toda posibilidad de laborar para una institución pública.

“Al llegar las dos listas (en agosto pasado) me quedé sin trabajo y sin esta prestación, entonces tuve que aliviarme en otro lado”, dice Maricela, quien llevaba el proceso de su embarazo en el ISSSTE, pero que tras la pérdida del trabajo y con ello, la prestación, tuvo que buscar otra salida.

Contradicción en el proceso

Mientras los maestros han recibido la respuesta expresa desde la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG), de que es la Federación la encargada de cubrir el sueldo faltante, ésta última ha dicho lo contrario: que el depósito ya se hizo con corte a la primera quincena de agosto y con ello le da ‘carpetazo’ al tema.

Esto se puede verificar a través de las respuestas, vía correo electrónico, a los diversos reclamos de las maestras al FONE (Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo). En uno de los escritos, la Dirección General del Sistema de Administración de la Nómina Educativa Federalizada advierte que los depósitos pendientes fueron cubiertos y que con ello termina la intervención de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

“Los recursos correspondientes a la nómina serán pagados, por cuenta y orden de las entidades federativas en su calidad de patrones, a sus empleados del servicio público”, se lee en uno de los correos de respuesta de la Mesa de Servicio FONE, a una solicitud del 11 de julio.

Sin embargo, en la contraparte, la representación de la SEG encargada de pagar a los maestros, excusó que los pagos se habían rechazado desde la Federación.

“Me permito comentarle que efectivamente se realizaron las gestiones correspondientes con Federación respecto a sus pagos, sin embargo, por la validación que llevan a cabo, fue rechazado nuevamente”, se señala en una respuesta que recibieron este martes.

A estos adeudos, en algunos casos se anexan otras situaciones ‘extra’ de maestros, a los que además se les adeuda un bono por concepto de llevar la dirección de algún sector educativo, tal como lo cuenta Rosalba ‘N’, otra docente que, aunque ahora tiene contrato laboral, también mantiene un remanente de la quincena 7 y 8 que le fueron pagadas de manera incompleta.

“En mi caso tengo un sobresueldo por cargo de dirección, y ese adeudo lo tengo desde el mes de mayo y hasta agosto, además de la quincena 7 y 8 que nos llegaron incompletas (…) Hay compañeras que necesitan el sueldo, porque yo he percibido, afortunadamente, pero hay compañeras que ya ni siquiera pueden trabajar”, señala Rosalba.

Así, cerca de mil maestros en Guanajuato, nuevamente han tenido que estar combatiendo distintas incertidumbres: la generalizada de la salud, las complicaciones personales… y los adeudos laborales, a pesar de que el ciclo escolar terminó y su trabajó se realizó.

Un año de incertidumbre

  • OCTUBRE DE 2019 Alrededor de 400 maestros con plaza federal en Guanajuato dieron a conocer que llevaban dos meses sin cobrar su sueldo. Ante ello, la SEG pidió el cumplimiento de las remuneraciones por medio de una nómina extraordinaria que cubriera el adeudo.
  • OCTUBRE DE 2019 La titular de la SEG, Yoloxóchitl Bustamante Díez, aseguro que el motivo de los atrasos de salarios se debía a las adecuaciones que se hacían desde la Federación. “Hay un cambio de procedimientos por parte de la Secretaría de Educación Pública en la forma en la que se procesaban las altas y los cambios de adscripción”, dijo, en la situación que ya ‘golpeaba’ a más de mil 200 docentes en la entidad.
  • JULIO DE 2020 Casi 70 maestras de Guanajuato señalaron adeudos de dos meses para profesionales en las áreas de educación preescolar y otros niveles y que se desempeñaban por medio de interinatos. En aquel entonces, se reclamó el adeudo desde la quincena 10 mientras que la Federación y la SEG no resolvieron la problemática sino hasta semanas después.
  • AGOSTO DE 2020 La Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros realizó adecuaciones a su proceso de admisión, con dos listas de prelación en las que se les daría prioridad a los maestros egresados de escuelas normales públicas. En una segunda lista, quedaron instalados los maestros egresados de escuelas privadas y universidades, que tendrían menor oportunidad para tener un puesto de base, a pesar de que sus puntajes fueran más altos a docentes instaurados en el primer listado.