Foto: Correo

Guanajuato.- Un incendio pastizal consumió cerca de 40 hectáreas del Cerro de Sirena en la capital. Aunque brigadas de emergencia trabajaron por más de 5 horas no se ha logrado apagar.

Cerca de las 15:00 horas del domingo, se reportó que había iniciado un incendio de pasto en una de las laderas de dicho cerro, por lo que hasta el lugar se desplazaron elementos de Protección Civil y de Bomberos Voluntarios de Guanajuato, quienes comenzaron a combatir las llamas.

Sin embargo, el viento y lo seco del pasto —debido a la falta de lluvias—, causó el avance de las llamas, pese a los esfuerzos de los brigadistas.

Foto: Correo

Los trabajos de control de incendio continuaron por más de cinco horas, hasta que se determinó suspenderlos por la seguridad del personal. Y es que el difícil terreno y el viento, ponía en peligro a los combatientes.

Autoridades estarán monitoreando el avance del incendio para actuar en caso que el fuego llegué a una zona que ponga en peligro a la ciudadanía.

Hasta la noche del domingo se había contabilizado una afectación de 40 hectáreas de pasto bajo y arbustos. Si no se controlan las llamas, este lunes por la mañana continuarán con los trabajos.

Dicho incendio causó asombro entre los capitalinos, ya que es uno de los cerros más altos de la ciudad y las llamas y el humo se podían observar desde distintos puntos del municipio.

Exhortan a evitar hacer fogatas

Fueron 45 hectáreas afectadas con el incendio  registrado la tarde del domingo en el cerro de La Crucita, el cual fue controlado poco después de la media noche.

Samuel Ugalde García, Secretario de Seguridad Ciudadana capitalina, informó lo anterior y exhortó a la ciudadanía a evitar hacer fogatas o de hacerlas asegurar pagarlas ya que basta con una chispa para que se prenda el fuego y se extienda rápido ya que los cerros y pastizales están secos.

Protección Civil, Bomberos Voluntarios de Guanajuato, Asociación Colibríes trabajaron de manera coordinada para apagar el incendio forestal que daño gran parte de la vegetación que se localizaba en la zona en donde se extendieron las llamas que consumieron prácticamente todo a su paso.

Ugalde dijo no tener certeza de que ocasionó el incendio pero si comentó que usualmente se estas quemazones se pueden producir debido a distintos factores entre los que mencionó incendios pequeños que se salen de control y más considerando que actualmente los cerros están muy secos.

“Hay que seguir cuidando mucho para no producir esos incendios ya sea de manera dolosa, que es más grave, pero también de manera imprudencial que podría ser (…) mientras lleguen las lluvias seguiremos reforzando en estas áreas, sabemos que todo está seco y en dado momento con una chispita se da lo que tuvimos ayer (el incendio en La Crucita)”.

ndr