Karla Silva

Silao.- En la comunidad de Chichimequillas en Silao -donde según la historia surgió la Danza del Torito-, fue colocada una escultura para representar a este tradicional personaje; la elaboró la familia Ibarra Velázquez.

Tras un evento protocolario al que este viernes asistieron artesanos, autoridades gubernamentales y habitantes de la zona rural en el marco de los festejos por el 484 aniversario de la fundación de la ciudad, se develó la pieza esculpida en piedra cantera rosa alusiva a “El Torito”, con un peso de casi 300 kilogramos.

Sus dimensiones alcanzan los 89 centímetros de largo, 55 de ancho y 46 de alto y fue colocada en un pedestal en la plaza de la comunidad, muy cerca de la Ex-Hacienda de Chichimequillas, de donde a mediados del mediados del siglo XIX en plena fiesta, un toro embravecido por el diablo habría salido del corral de la hacienda y tras varias peripecias, fue detenido por los distintos personajes de este baile para evitar que causara más destrozos.

También se representó la Danza del Torito con adultos y personajes infantiles, ya que de acuerdo con el también promotor cultural Fabio Caudillo, es importante recordar las raíces, tradiciones y costumbres de la comunidad: “Las versiones más certeras del origen de la Danza de El Torito es aquí en Chichimequillas”.

José Antonio Ibarra Juárez forma parte de una familia que por décadas se ha dedicado a la elaboración de máscaras de cartón con las que se baila esta danza. Junto a sus hijos le tomó dos semanas terminar la pieza. El proyecto fue coordinado de la mano del promotor cultural Rafael Álvarez Ramírez.