Agencias

Praga.- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se mostró hoy en Praga preocupada por el supuesto espionaje a periodistas con el software israelí Pegasus, que calificó de “absolutamente inaceptable”.

“Lo que hemos leído hasta ahora, que debemos verificar, es que si esto en realidad ocurrió, es absolutamente inaceptable, y está en contradicción con cualquier regla de la Unión Europea”, declaró la jefa del Ejecutivo comunitario en una rueda de prensa.

Se refería así a los resultados, publicados el domingo, de una investigación internacional que apuntan a que varios Estados usaron el software espía Pegasus, creado por la empresa israelí NSO Group, para infiltrar teléfonos móviles de periodistas, defensores de derechos humanos y políticos opositores.

El caso

Treinta y siete teléfonos inteligentes de periodistas, activistas de derechos humanos, ejecutivos de empresas y dos mujeres relacionadas con el periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi fueron blanco del “software espía de grado militar” Pegasus, licenciado por una empresa israelí a varios gobiernos, según una investigación hecha por un consorcio de organizaciones de medios, incluido The Washington Post, publicada el domingo.

El diario informó que los teléfonos estaban “en una lista de más de 50.000 números que se concentran en países que se sabe que vigilan a sus ciudadanos” y se sabe que son clientes de la empresa, NSO Group, cuyo software espía aparentemente está licenciado para rastrear terroristas y delincuentes importantes.

The Washington Post informó que si bien muchos de los números telefónicos en la lista eran de Medio Oriente, incluidos Qatar y Emiratos Árabes Unidos, “la cifra más alta estaba en México, donde más de 15.000 números, incluidos los de políticos, representantes sindicales, periodistas y otros críticos del gobierno estaban en la lista”.

Otros países, incluidos India, Pakistán, Azerbaiyán, Kazajistán, Francia y Hungría, también están representados en la lista, según el periódico.

EZM