Redacción

Puebla.- Personal del IMSS del Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 La Margarita, en Puebla, declaró como muerto a un bebé nacido prematuramente, por lo que este fue fue entregado a una funeraria, afortunadamente familiares detectaron que estaba vivo.

Luego de que se declarara al recién nacido como muerto, se ordenó al padre tramitar el acta de defunción y luego se descubrió que estaba vivo envuelto en sábanas del IMSS.

El IMSS reconoció en un comunicado de prensa que en la madrugada del miércoles, se atendió un parto prematuro, del cual nació un bebé de 23 semanas de gestación.

“Se le realizó valoración desde el momento del nacimiento. Se aplicaron los protocolos del recién nacido prematuro extremo, pero no presentó signos vitales, por lo que se certificó el fallecimiento”, afirmó el instituto.

Fue personal médico y de la funeraria quienes se percataron de que el bebé estaba vivo al ser trasladado al área de mortuorio y entregar el cuerpo al familiar.

Las imágenes del pequeño fueron difundidas en video, volviéndose virales y causando gran indignación en Puebla.

El menor fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del HGZ No. 20, sin embargo “por su prematurez extrema, lamentablemente su pronóstico de vida es reservado”, dijo la institución.

Y se anunció que se investiga el caso, conforme al reglamento institucional.

El padre del bebé relató a medios locales que fue personal de la funeraria, cuando verificarán la identidad que vieron que el recién nacido estaba vivo.

LC