Nayeli García / Nancy Venegas

Irapuato.- Organismos empresariales, en coordinación con la Dirección de Economía y Turismo, impulsarán la digitalización de las pequeñas y medianas empresas irapuatenses para continuar con la reactivación económica de la ciudad, la cual ocupó el primer lugar nacional en competitividad económica ante la pandemia del Covid-19, según dio a conocer el Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

A partir de abril, la Cámara Nacional del Comercio (Canaco) y la Asociación de Mujeres Empresarias de Irapuato comenzarán con la digitalización de al menos 500 Mipymes de Irapuato a través de la plataforma Compragto, en donde empresarios podrán difundir sus productos y servicios y contar con un soporte digital que les permita la comercialización de su producto.

Elena Torres, presidente de Mujeres Empresarias, señaló que los negocios han enfrentado un reto muy importante ante la llegada de la pandemia, el cual obliga a que se mude a nuevas formas de hacer negocios y como sector empresarial se busca apoyar y guiar a los pequeños empresarios.

No durarán más tiempo

Comerciantes establecidos están al borde de la quiebra, y al menos 11 mil trabajadores están en riesgo de perder sus empleos. Héctor Carlo León Ramírez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco SeryTur), informó que con el 30% de las ventas, es casi imposible cubrir los gastos de operación, salarios y prestaciones de los empleados.

“Venimos saliendo de una cuesta de enero muy complicada, esperamos que con el semáforo en amarillo para la reactivación económica mejore la situación, a diferencia de enero del 2020 hasta la semana pasada con el semáforo en naranja teníamos el 30 a 35% de ventas, es muy poco, casi nada, tener una tercera parte de las ventas”, dijo León Ramírez.

A consecuencia de la pandemia por coronavirus, y que algunas personas perdieron sus empleos sufrieron, una reducción salarial, aunado al aumento en los precios de los servicios y productos de la canasta básica, el presidente de la Canaco ServyTur señaló que el poder adquisitivo de las familias disminuyó y se vieron en la necesidad de redistribuir su presupuesto a fin de cubrir sus necesidades básicas como alimentación, calzado, vestido y artículos de higiene personal.

Pero con ello el riesgo de cierre masivo de negocios es latente y con ello miles de personas se agregarían a las filas del desempleo.