Redacción

Bahrein.- El piloto francés de Fórmula 1, Romain Grosjean, protagonizó este domingo una escena terrorífica en el Gran Premio de Bahrein, tras impactar su vehículo contra el muro de contención, provocando un incendio cuyas llamas alcanzaron los 4 metros de altura.

Grosjean, logró salir por su propio pie y fue trasladado al hospital con quemaduras leves en manos y tobillos. Ya bajo la supervisión de los servicios médicos, el francés fue reportado fuera de peligro.

ACTUALIZACIÓN: Romain tiene quemaduras leves en manos y tobillos, pero fuera de eso se encuentra bien. Está con los doctores ahora.

Te puede interesar:

RO.