Ignora restaurante reglamento y vuelve a poner mesas

Las sillas y sombrillas también bloqueaban la visibilidad de la zona. Foto: María Espino

Desde el viernes están instaladas al lado del Teatro Juárez; en la administración pasada se ordenó retirar el inmobiliario que afecte el paso de los turistas

María Espino

Guanajuato.- Desde el viernes anterior regresaron mesas y sillas del restaurante la Erre, propiedad del empresario Ricardo Herbert,  al callejón del Arte, ubicado a un costado del Teatro Juárez.

Esto pese a que desde la anterior administración se acordó y ordenó retirar el mobiliario de esta zona bajo el argumento de afectar la imagen visual de la zona.

Sin embargo, desde el viernes se volvió a instalar el mobiliario, el cual ha permanecido a lo largo del día para retirarlo ya después por la noche, cuando prácticamente la calle se va quedando sola.

Ayer domingo, a temprana hora se instalaron cinco mesas, 20 sillas y cuarto sombrillas, ahí en todo momento hubo meseros atendiendo a los comensales e invitando a la gente que por ahí pasó para que ocuparan algunas de las mesas.

Es importante mencionar que la presencia de estas mesas, sillas y sombrillas bloquea parcialmente el paso de la gente que va a los puestos de artesanías que ahí se emplazan, además de que las sombrillas tapan la vista de esos negocios.

Correo buscó al director de Fiscalización y Control, Marco Antonio Figueroa, para saber si existe un permiso para que se vuelva a colocar mesas y sillas en la vía pública para varios negocios, o sólo es para dicho establecimiento, pero no se pudo contactar.

El antecedente

El 4 de noviembre del 2015 durante la Comisión de Ordenamiento Ecológico Territorial de la anterior administración, se reveló que varios de los establecimientos que tenían mesas y sillas en la vía pública no contaban con permisos emitidos por gobierno municipal, por lo que se comenzó a hacer una revisión sobre el estado que guardaba cada negocio.

El 1 de septiembre del 2016, desde la madrugada de ese día, el entonces director de Fiscalización y Control municipal, Efrén López Rodríguez, acompañado de inspectores y algunos policías municipales acudieron a los establecimientos emplazados desde plaza San Roque, San Fernando, la Paz, jardín Unión, Sopeña y calle del Campanero, para asegurar que los lugares que no contaban con permiso retiraran el mobiliario.

Desde entonces y aunque a Ricardo Herbert no le gustó la medida, no habían instalado mobiliario, sin embargo, en últimos días sí lo han hecho, aunque en el Ayuntamiento no se ha hablado públicamente de haber dado permisos para este efecto.