Redacción

Nueva Zelanda.- La Iglesia católica de Nueva Zelanda ofreció una disculpa formal a las víctimas que sufrieron abusos físicos y sexuales bajo su tutela.

John Dew, arzobispo de Wellington, pidió perdón en nombre de los líderes congregacionales del país en el marco de la Comisión Real de Investigación sobre Abuso en el Cuidado.

“Reconocemos que los sistemas y la cultura de la Iglesia permitieron que ocurriera el abuso. Estos sistemas y la cultura les fallaron y deben cambiar”, dijo Dew.

El cardenal reconoció que el abuso, perpetrado por sacerdotes y otros miembros del clero y personal laico, causó dolor y trauma a las víctimas que hoy en día continúan teniendo un impacto en sus vidas.

“Cualquier tipo de abuso es inaceptable e indefendible. Lo sentimos profundamente”, comentó Dew, afirmando que la gente debería haber podido confiar en la Iglesia.

John Dew no reveló los pasos que la Iglesia católica planea tomar en Nueva Zelanda para abordar este problema y garantizar que no puedan repetirse algo similares en el futuro.

La Comisión Real de Investigación sobre Abuso en el Cuidado fue establecida en 2018, con el objetivo de investigar “lo que sucedió con los niños, jóvenes y adultos vulnerables bajo el cuidado estatal y de instituciones religiosas”.

Un informe preliminar de la comisión encontró que hasta un cuarto de millón de personas fueron abusados física y sexualmente entre los años 1950 y 2019.

Con información de RT Noticias

Te podría interesar:

SZ