Ana Ojeda

Purísima del Rincón.- Don Rogelio López Melchor, cronista vitalicio de la ciudad de Purísima del Rincón, y con 82 años recién cumplidos, falleció de un infarto y neumonía el 8 de diciembre pasado.

Su pasión por la fotografía y la historia de su ciudad, le permiten dejar legado de quien buscó hacer trascender a su amada Purísima del Rincón más allá de sus límites, pues él se encargaba de publicar en redes sociales e integrar escritos que luego se integraron en libros.

Ahora sus restos son velados en su casa, luego que este domingo se ofreció misa de cuerpo presente en su memoria. Sus restos descansarán en el Panteón del centro de Purísima, a partir de las 10:00 de la mañana de este lunes, cuando serán enterrados.

Siempre respetuoso, don Rogelio se encargó de concentrar la historia de Purísima tanto en su memoria como en diferentes escritos. Ahí reflejó la pasión por los orígenes, trayectoria, hechos destacados y vivencias de la ciudad, desde sus obras, hasta los eventos sociales, lloviera, hiciera frío o calor, él estaba en los momentos que dejan huella.

Cumple sus sueños

Hijo de Sixtos López y Aurelia Melchor cada sueño lo cumplió uno a uno, agradecido de sus raíces y de cada oportunidad: a finales de los años 60 puso su taller de calzado Dumbito.

“Luego a inicios de los 70 emigró a  Estados Unidos, donde tomó un curso de fotografía y tras lo que nació su afición por siempre viajar con su cámara y captar todos los detalles”, compartió su hijo Juan Daniel López Hernández (actual coordinador del  Archivo General Municipal de Purísima).

Por un tiempo estuvo yendo y regresando de Estados Unidos, donde trabajó en una empresa de suajes para zapato.

Finalmente, en 1978, se estableció para seguir en su natal Purísima del Rincón son su taller de calzado Zapatitos ABC, siendo de las primeras empresas de la región en exportar a Estados Unidos, Colombia y varios países más.

Siempre orgulloso de su empresa y sus logros, fue involucrando en esta a su familia y hace 7 años dejó total responsabilidad a su hijo Rogelio López, quien actalmente vive en Estados Unidos y se encarga de hacer la distribución en esta zona del extranjero.

En lucha hasta el final

Aunque Don Rogelio comenzó a perder la audición de su oído izquierdo hace 10 años, eso no le impidió seguir comunicándose y haciendo trascender a Purísima en cada reunión de los cronistas en el estado.

Su nombramiento con este rango comenzó en la Administración 2000-2003, estando Miguel Márquez Márquez como presidente municipal, mientras en la Administración 2018-2021 con Marco Antonio Padilla lo nombraron cronista vitalicio.

Recientemente, comenzó con algunos problemas de artritis, pero se concentraba en pintar. Con esta afición, a la que tuvo mucho apego en los últimos años, creó su propia colección de retablos, paisajes y la Virgen, por ejemplo.

El 28 de diciembre de 2020, Don Rogelio dijo sentirse mal y fue al médico que le dio un tratamiento por posible preinfarto. No obstante, el martes continuó delicado y para el domingo, a la 1:30 de la mañana, lo internaron por una neumonía que le causó la muerte.

A don Rogelio le sobrevive su esposa María Guadalupe Hernández García, con quien acababa de celebrar 60 años de matrimonio el 31 de diciembre. Deja igualmente a sus 7 hijos: Juan Daniel, Francisco, Rogelio, Teresa, Roberto, Mónica y Víctor Hugo.

ndr