Hombre sufre de priapismo y le amputan parte de su miembro

Foto: Especial

Con una erección de más de 48 horas, el hombre fue sometido a dos intervenciones para salvarle su pene

Redacción

Delhi.-  Un hombre fue intervenido luego de sufrir de una erección inusual, y a pesar de que le dijeron que las molestias continuarían varios días, luego de observar que la punta de su pene se puso negro acudió de nueva cuenta al hospital en donde se determinó que le apuntaran parte de su miembro para salvárselo.

El caso ocurrió en Delhi el pasado mes de marzo, un hombre de 52 años acudió al hospital luego de que sufriera de una erección durante varias horas, en principio no representaba peligro. Los médicos crearon una derivación en forma de T (usando un escalpelo a través de la cabeza del pene para crear un “orificio de escape” para la sangre atrapada) con el fin de que la hinchazón disminuyera.

Le explicaron que los efectos secundarios más probables del procedimiento son hinchazón y moretones en el pene, así como una erección semirrígida que puede durar algunos días.

Sin embargo, al día siguiente de su llegada al centro médico la cabeza del miembro se decoloró y comenzó a volverse negra. Cuatro días después del inicio de la erección, el hombre fue trasladado al Departamento de Urología del King George’s Medical University, espacio donde fue examinado.

En este punto los médicos le retiraron el catéter y realizaron una cistostomía suprapúbica (insertando quirúrgicamente un catéter en el abdomen para drenar la vejiga). Esto se hizo con el fin de reducir el riesgo de infección asociada con un catéter uretral. Los autores señalan en el artículo que esto es lo que se debería haber hecho en primer lugar.

Y es que la gangrena, donde una pérdida de suministro de sangre causa la muerte del tejido, continuaba extendiéndose sobre el pene del paciente.

Fue en este momento cuando el equipo médico decidió que para detener la diseminación de la gangrena tendrían que realizar una glansectomía (amputación de la cabeza del pene).

El informe de BMJ arroja dudas sobre el tratamiento que se llevó a cabo. Se desconoce qué causó el priapismo, aunque los médicos sugieren que el tratamiento del paciente puede haber sido un factor que causó la gangrena que llevó a su amputación.

RC