Conecta con nosotros

Carlos Loret de Mola

Historias de reportero

López-G. vs. López O.

Periodico Correo

Publicado

En

López-G. vs. López O.

López Gatell tenía un semblante de alarma y preocupación. Un inusual sentido de urgencia se detectaba en su entonación.

Era sábado por la noche y desde Palacio Nacional, el gobierno federal mexicano dio un giro a su comunicación sobre la pandemia por coronavirus. El subsecretario nombrado vocero ante la emergencia, anunció que, ahora sí, todo mexicano debe quedarse en casa como única vía para amainar el golpe que viene: la “transmisión extremadamente acelerada” con un crecimiento exponencial de los casos.

López Obrador es tal vez el único jefe de Estado del mundo que no ha encabezado el anuncio para decirle a su pueblo que debe permanecer en sus hogares. Incluso otros mandatarios que desdeñaron la peligrosidad del virus, lo hicieron: Trump, Boris Johnson, Bolsonaro. El presidente de México delegó el llamado a un subsecretario.

López Gatell no escatimó en contundencia, miró fijamente a la videocámara y resumió con énfasis: “quédate en casa, quédate en casa, quédate en casa”. Así, tres veces seguidas. Cada una más marcada que la anterior.

López Obrador no canceló su gira de fin de semana. ¿Quédate en casa? Estoy en Mexicali. ¿Quédate en casa? Voy a San Luis Río Colorado. ¿Quédate en casa? Mañana me sigo a Badiraguato.

López Gatell fue brutal: si no nos quedamos en casa, van a colapsar los hospitales y van a ser muchas muertes que pudimos haber evitado. Por ello, pidió a la población sólo salir si tiene actividades absolutamente imprescindibles.

López Obrador no estaba de gira abriendo hospitales contra el Covid-19, ni reuniéndose con doctores para desatorar el presupuesto para comprarles al menos guantes y tapabocas, tampoco recibiendo unidades de terapia intensiva. Sus actividades “absolutamente imprescindibles” consistieron en: supervisar las mejoras realizadas al polideportivo de la colonia Santo Niño en Mexicali, supervisar la edificación de viviendas en San Luis Río Colorado y supervisar los avances en la construcción de un camino de Badiraguato a Guadalupe y Calvo.

López G. vs. López O. Parecerían figuras de gobiernos distintos. Pero no. Tan no, que el subsecretario de Salud decidió cambiar las conclusiones internacionales sobre lo contagioso del virus con tal de proteger a su jefe: dado que el gobernador de Hidalgo dio positivo a Covid-19 y estuvo abrazando al presidente diez días antes, le hubiera tocado a López Obrador aislarse y, tratándose del jefe del Estado mexicano, hacerse una prueba para descartar el virus. Lo hizo el canadiense Justin Trudeau. Lo hizo el británico Boris Johnson. Pero como el mexicano no quiere ni que le echen desinfectante en las manos, López Gatell salió a decir que el gobernador no presentaba síntomas cuando AMLO se reunió con él, y que cuando el paciente infectado no presenta síntomas, pues casi casi no contagia.

Vaya sorpresa: en el mundo lo que han dicho sistemáticamente los científicos, la OMS y hasta el mismo López Gatell es que la enorme peligrosidad del coronavirus se debe a que sin síntomas, lo puedes tener y lo puedes contagiar.

AMLO dice que no se va a aislar porque eso es lo que quieren “los conservadores”: que deje el poder.

En medio de la crisis, quizá la petición es justo la contraria: que lo ejerza.

SACIAMORBOS

López-G. insistió en lavarse las manos y mantener la sana distancia, como vía central para contener la propagación del virus. López O. se acercó voluntariamente a saludar de mano a la nonagenaria madre del narcotraficante más famoso de México. El episodio merece columna aparte

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Carlos Loret de Mola

El directivo de Cruz Azul firmó 98 cheques para sí mismo

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

El directivo de Cruz Azul firmó 98 cheques para sí mismo

La clave fue la diferencia entre lo que transfirieron al extranjero y lo que reportaron en México a Hacienda.

En la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDFF-CDMX/0000452/2019, de la que tengo copia, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda explica que esos movimientos financieros dispararon la alerta porque no venían respaldados por pedimentos de importación ni se especificó el motivo de las operaciones.

Así, pues, entre los años 2013 y el 2020, Guillermo ‘Billy’ Álvarez, directivo del equipo de futbol Cruz Azul, movió más de 1 mil 200 millones de pesos a España y Estados Unidos. Esto con sus declaraciones fiscales: entre 2013 y 2019, declaró ingresos por aproximadamente 56 millones de pesos. Veinte veces menos.

La denuncia del gobierno federal mexicano agrega que de 2015 a 2020, ‘Billy’ Álvarez movió casi 19 millones de pesos por medio de 275 cheques interbancarios. De ellos, 98 fueron firmados a su propio nombre por una cantidad superior a los 6 millones 200 mil pesos.

Otros 17 se emitieron a nombre de su hija Rosalyn Álvarez por casi 9 millones de pesos. También hay registro de 40 cheques emitidos a la tienda departamental El Palacio de Hierro. “Existe una alta probabilidad de que las propiedades se hayan adquirido con recursos que pudieron originarse de los aparentes desvíos de dinero de la Cooperativa La Cruz Azul”, determina la UIF.

Otra de las operaciones sospechosas es la adquisición de propiedades en Estados Unidos

por parte del presidente del Cruz Azul, su hermano José Alfredo y su cuñado Víctor Manuel Garcés. Ya en estas Historias de Reportero habíamos adelantado algo de eso en diciembre pasado, lo que motivó una demanda de ‘Billy’ Álvarez en mi contra diciendo que todo era falso. El asunto cayó por su propio peso: ya con la indagatoria oficial de la UIF, se denuncia que entre 1998 y 2018 Guillermo Álvarez compró once propiedades: seis en Florida, dos en Nevada, dos en Oklahoma y una en Colorado. Equivalen a 75 millones de pesos. La UIF alerta que “las compras de propiedades no resultan acordes a su perfil económico pues no se aprecia ningún ingreso adicional a sus sueldos y salarios”.

Cosa similar sucede con el hermano, José Alfredo Álvarez. En 2013 adquirió un inmueble en Nueva York por 6 millones de pesos, pero ese mismo año declaró en México ingresos totales por un millón y medio de pesos.

También Víctor Manuel Garcés, quien a decir de la investigación gubernamental, también en 2013 compró dos inmuebles por casi 21 millones de pesos, pero declaró ingresos por menos de 4 millones. La UIF detectó que en noviembre de 2014 Garcés abrió un fondo de inversión familiar (puso como cotitular a su esposa y como beneficiarias a sus hijas) por 138 millones de pesos, muy por encima de los 16 millones que declaró a Hacienda. Según se explica en el expediente, a Garcés también le detectaron que gastaba todo lo que le depositaban en sus cuentas, lo que la UIF denomina como “falta de permanencia”, dice: “característica de las personas dedicadas al lavado de dinero”.

Continuar Leyendo

Carlos Loret de Mola

Estalla Sheinbaum contra López-Gatell

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Estalla Sheinbaum contra López-Gatell

¡¿Cuándo le vas a dejar de mentir al presidente?!, estalló con voz firme la jefa de Gobierno, la morenista Claudia Sheinbaum contra el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en una reunión privada hace cosa de un mes, según me confiaron dos personas que estaban presentes y me corroboró una tercera fuente con acceso al contenido del encuentro.

La presión había subido demasiado entre ambos porque la información en poder de la doctora Sheinbaum mostraba que la situación del coronavirus en la zona metropolitana de la capital del país es muchísimo más grave de lo que informaba noche a noche el doctor López-Gatell.

A partir de este desencuentro que atestiguaron varios de sus colaboradores, se concretó la idea de que un comité científico —y no la palabra del subsecretario— determine el número de muertes en la capital del país.

Es muy probable que, por ser de gobiernos del mismo partido, tanto Sheinbaum como López-Gatell nieguen el encontronazo. Eso hacen siempre los políticos del mismo bando cuando se pelean, y ha sucedido en todos los sexenios: en el de Calderón, Medina Mora y García Luna decían que no estaban confrontados; en el de Peña Nieto, Videgaray y Osorio Chong aparecían ante la prensa a desmentir sus enfrentamientos. En el gobierno del presidente López Obrador hay también confrontaciones, y la que relato se ha dado por el manejo del Covid.

De hecho, cada vez más personas de los equipos del subsecretario de Salud y de la jefa de Gobierno relatan las diferencias entre ambos. En la Ciudad de México siguen surgiendo los testimonios de renombrados doctores que hablan de una situación de guerra en los hospitales, intensivistas que declaran que se les está muriendo demasiada gente, hospitales que reportan que ya no tienen ventiladores, imágenes de cadáveres apilados y embolsados, letreros de pase por el cuerpo de su familiar antes de las 6 pm o no respondemos, fotografías de pacientes con coronavirus que esperan en una silla que se desocupe una cama, el dato oficial de que las funerarias están trabajando a tope de su capacidad y hay que esperar hasta 36 horas para cremar un cuerpo, gestores de actas de defunción que dicen que están teniendo el triple de casos que normalmente… y mientras, López-Gatell y López Obrador hablan de una curva aplanándose, domándose, bajo control, listos para la reapertura.

Estas enormes diferencias entre las cifras de muertos real y oficial, se han ido documentando contundentemente por la prensa nacional e internacional. Las cifras del subsecretario López-Gatell son cada vez más cuestionadas dentro y fuera del gobierno. Ya está claro que en la vida real hay muchas más muertes de las que reporta en su conferencia de prensa diaria Palacio Nacional. Cada vez son más especialistas -desde médicos hasta matemáticos- que, usando los datos del propio subsecretario, exhiben que lo que dicen López-Gatell y López Obrador sencillamente no es verdad, y que el número de muertos es el triple y el número de contagiados es 25 veces mayor.

SACIAMORBOS. Varios ministros de la Suprema Corte aprovecharon que los estaba escuchando Andrés para decirle a Jaime: no a la reelección, no a la extensión de mandato, nada de que el pueblo lo pide y mi Congreso lo aprueba.

Continuar Leyendo

Carlos Loret de Mola

Vamos a acabar con la corrupción… ayudados por Bartlett

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Vamos a acabar con la corrupción… ayudados por Bartlett

El presidente acusó corrupción del pasado para justificar la decisión del director Manuel Bartlett y la secretaria Rocío Nahle de recuperar la discrecionalidad para consentir a la contaminante (y cara) generación de energía de la Comisión Federal de Electricidad contra las energías renovables. Escuchamos una argumentación que suena conocida: que si son empresarios abusivos, que si son contratos leoninos, que si es para poner orden porque hubo corrupción, corrupción, corrupción…

Un breve comparativo.

Opción A: la corrupción que acusa López Obrador. No hay duda que venimos de un régimen priista brutalmente corrupto, que rompió todos los récords y límites. Sin embargo, en particular para la asignación de estos contratos de energías limpias se realizaron tres subastas con reglas públicas y criterios de adjudicación que no fueron objetados, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Manual de Subastas de Largo Plazo, las subastas fueron abiertas, los participantes pudieron revisar el algoritmo que seleccionó las ofertas ganadoras y se dieron en eventos públicos que contaron con la participación de decenas de empresas nacionales e internacionales. Entre las 3 subastas hubo casi 1,000 ofertas y sólo 90 fueron adjudicadas. Quizá lo más sintomático de todo: no hubo ni una sola queja de corrupción por parte de las empresas perdedoras. De hecho, los resultados fueron avalados por el Instituto Politécnico Nacional y por Transparencia Mexicana. A esto se atribuye que se obtuvieron precios entre los más baratos del mundo (menos de 20 dólares/MWh en la última subasta) que se traducen en recibos de luz más baratos para los mexicanos. Lo anterior, sin considerar que antes de la reforma energética hubo contratos legados, autoconsumos y productores independientes de energía.

Opción B: la no corrupción de López Obrador: el “golpe eléctrico” del famoso Acuerdo para remonopolizar la generación de energía eléctrica se dio en lo oscurito, por sorpresa, en viernes en la noche, sin participación de nadie, apostando por la generación con carbón porque así lo cabildea un poderoso senador de Morena y deja todo… ¡en manos de Bartlett!

¿Dónde habrá más corrupción? ¿A o B?

Lo que hemos visto con el famoso Acuerdo –el “golpe eléctrico”- es que se toma como pretexto la autoridad moral contra la corrupción y como cortina de humo la pandemia para pasar por encima de la ley y seguir avanzando el plan de renacionalización del sector eléctrico, que sistemáticamente ha ido dando pasos de manera muy planeada desde el inicio del gobierno federal actual.

La numeralia es abundante: el sector eléctrico requiere inversiones por 5 mil millones de dólares, y CFE sólo puede proveer 1,500. ¿De dónde saldrá la diferencia en un momento de crisis en las finanzas públicas?

Si el gobierno quería reforzar a CFE –una gran idea, a la que tenía todo el derecho- sin agraviar a la inversión privada, pudo haber buscado mejorar en aquellas actividades en las que mantiene el monopolio: la transmisión, distribución y suministro de energía eléctrica. Y vaya que hay de dónde cortar: se sigue desperdiciando mucha energía en el camino, por no hablar de los recibos de luz inexplicables, un problema que se ha vuelto más notorio en la pandemia, con recibos de luz carísimos que llegan a negocios… cerrados.

Pero no, optaron por el golpe, por generar desconfianza y lo están logrando: en la última colocación de bonos que hizo el gobierno federal nos dieron tasas de interés de países sin grado de inversión, cuando oficialmente aún lo tenemos.

El problema no estallará de inmediato. Las plantas generadoras tardan tres-cuatro años en operar. Hoy hay luz por las inversiones que se hicieron en el sexenio pasado, pero desde que asumió el poder el presidente López Obrador, no ha habido una planta nueva grande. Esto pone en grave riesgo de escasez de energía eléctrica en la recta final del sexenio actual y el inicio del próximo.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario