Conecta con nosotros

Carlos Loret de Mola

Historias de reportero

Los nombres secretos del gabinete

Periodico Correo

Publicado

En

Los nombres secretos del gabinete

Los secretarios tenían nombres claves. Louis Vuitton era Luis Videgaray, el secretario de Hacienda, que compartía iniciales con la carísima marca. Miguel Osorio Chong, el titular de Gobernación, era Michael Kors, por ser tocayo del prestigiado diseñador. Gerardo Ruiz Esparza (q.e.p.d.) era Richard Gere, por su parecido físico con el famoso actor hollywoodense.

Y así se referían a ellos en chats y llamadas telefónicas los legisladores involucrados en el Pacto por México, en el arranque del sexenio de Peña Nieto: “estuve con el señor Kors”, “Louis Vuitton me dijo que me buscaba mañana”, “¿ya te reuniste con Richard Gere?”. Eran tiempos de amarres para aprobar una andanada de reformas. Así me lo revelan varias fuentes consultadas sobre dichas negociaciones.

Ese periodo de la vida política mexicana está ahora bajo escrutinio tras la captura del entonces director general de Pemex, Emilio Lozoya. El gobierno del presidente López Obrador ha generado la expectativa de que Lozoya contará, con pelos y señales, los presuntos actos de corrupción cometidos en el marco del Pacto, y presentará pruebas contundentes, incluso videos.

Lozoya aparentemente siempre sintió una atracción por las grabaciones clandestinas. Según me revelan fuentes con acceso a esta información, hasta sus “oficinas alternas”, ubicadas en la calle de Montes Urales de las Lomas de Chapultepec, solían llegar bolsas con toda suerte de aditamentos para grabar sin que el interlocutor se diera cuenta: cámaras escondidas en corbatas de las que tienen el nudo hecho de fábrica, dispositivos de video y audio en plumas de marca…

Por la narrativa gubernamental que ha acompañado a la detención de Lozoya y su integración como testigo colaborador —tras una breve estancia en el hospital, ya está en casa el exfuncionario—, la mira está puesta en el PAN y algunas de sus principales figuras. Parecen ser los primeros objetivos a debilitar. Pura lógica electoral de cara al 2021. “Louis Vuitton” y “Michael Kors” no parecen ser la prioridad del gobierno morenista.

SACIAMORBOS

Curiosamente, tampoco parecen ser la prioridad del caso Lozoya las figuras del Partido Verde Ecologista de México, que en tiempos del Pacto Por México eran socios indivisibles del régimen de Peña Nieto y ahora, en esa inempatable pericia para saltar a las filas del bando ganador, son aliados del presidente López Obrador.

Me cuentan las mismas fuentes que el Partido Verde era como el apestado del Pacto. Los partidos “grandes” (PAN, PRD, incluso PRI) no querían ni que apareciera el logotipo del tucán en los actos reformistas. No sé si esa era la principal preocupación de “los verdes”, tanto como participar en el esquema de “moches”, los recursos etiquetados del presupuesto federal para obras que determinado político decidía a dónde debían irse a cambio de que un porcentaje del monto se le quedara como ganancia por fungir de intermediario. Relatan que la cuota de los integrantes del Verde involucrados en esta trama empezó siendo del 10%… y para el final del sexenio había escalado a 70%. ¿Estará el presidente listo para exhibir a sus hoy aliados, o guardará esos y otros nombres en el cajón de los secretos?

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Carlos Loret de Mola

El discurso anticorrupción se hace (todavía más) chiquito

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

El discurso anticorrupción se hace (todavía más) chiquito

Un integrante más del equipo de trabajo del presidente López Obrador renuncia a su cargo denunciando corrupción. No la corrupción del pasado, de la que tanto le gusta hablar al presidente, sino la del presente, la que prefiere no abordar.

Jaime Cárdenas no duró cuatro meses al frente del Indep, el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. Se fue porque encontró corrupción y el presidente le retiró su confianza.

Lo contó Jaime Cárdenas a Ricardo Rocha en una entrevista. El brutal testimonio desbarata el supuesto talante anticorrupción que tanto presume tener el primer mandatario.

Cárdenas recibió un instituto del obradorismo. Lo solía encabezar Ricardo Rodríguez Vargas, frecuente figura de las conferencias mañaneras presidenciales. ¿Qué encontró Jaime Cárdenas cuando llegó? Subastas arregladas, mutilación de joyas, favoritismo a empresas y extraños manejos de dinero. Eso lo expresó en su carta de renuncia.

En la citada entrevista, entró a detalle: relató que su expectativa era que el presidente lo escuchara, pero que sus cuestionamientos causaron molestias y la pérdida del respaldo del presidente. Mi lealtad no es ciega, remató.

Y ante esto, ¿cuál es la reacción presidencial? Mofarse del que fue su colaborador, desdeñarlo: “no le entró… para ser servidor, sobre todo en la transformación, se requieren ganas… la administración pública exige entrega y fatiga”.

Más allá del meme natural que desata la paradoja -roban en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado-, estamos frente a un caso que una vez más desnuda que no existe la lucha anticorrupción del presidente López Obrador cuando se trata de su propio gobierno. Que el presidente recorre con soltura el camino fácil de acusar a sus adversarios, pero no da un paso en la empedrada y dolorosa ruta de limpiar la corrupción del presente. Lo primero lo hace cualquier político, lo segundo es lo que diferencia a los estadistas. Varios Píos y Bartletts después, ya sabemos de qué lado se pone López Obrador.

SACIAMORBOS.

1.- Últimamente se da mucho eso de que la mejor oposición surge dentro del mismo partido. El pleitazo entre los aspirantes a dirigir Morena es un ejemplo perfecto. Pero también dentro del PAN. Las primeras resistencias ante el regreso de Ricardo Anaya surgieron al interior de las filas de Acción Nacional, y concretamente de un par gobernadores que nunca fueron cercanos al excandidato presidencial y no están dispuestos a hacerse a un lado y dejar pasar.

2.- Imagine la cara de los embajadores de las naciones integrantes de la ONU, cuando el presidente de la economía número 13 del mundo, miembro del G-20, país líder latinoamericano, aparece en video ante la Asamblea General y dice: “Había un avión presidencial, existe, está en venta, ya lo rifamos, y todavía vamos a venderlo”. Eso, claro, después de mostrarse orgulloso de que el dictador italiano, Benito Mussolini (cuyas atrocidades motivaron, entre otras cosas, la creación de la propia ONU), tenga ese nombre de pila en honor al héroe mexicano Juárez.

Continuar Leyendo

Carlos Loret de Mola

Relato de un día en el país de “vamos muy bien”

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Relato de un día en el país de “vamos muy bien”

Manifestantes quemaron el Congreso de Guerrero en memoria de los 43 de Ayotzinapa, también se robaron los cajeros automáticos. Una presa en Chihuahua sigue tomada, después de que la Guardia Nacional mató a una manifestante. Están bloqueadas vías de tren en Michoacán, por parte de dos grupos afines al gobierno: normalistas e integrantes de la CNTE. La toma de casetas es frecuente. Renunció, a tan sólo tres meses de haber aceptado el cargo, quien encabezaba el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, institución eje de la rifa del avión; se fue denunciando corrupción (su esposa es la fiscal anticorrupción); en su lugar entra… el director general de la Lotería Nacional, que organizó la rifa. Policías impidieron que una manifestación contra el presidente llegara al zócalo; los inconformes se instalaron desde el fin de semana en campamento a unas cuadras de ahí, en el corazón de la Ciudad de México. Oficinas de la CNDH tomadas por feministas, otras vandalizadas en varios lugares. Mujeres clausuran simbólicamente Palacio de Gobierno de Hidalgo. Papás de niños con cáncer se manifiestan y reclaman a las autoridades la muerte de sus hijos. Se reportó oficialmente el fallecimiento de 651 personas por la pandemia nada más ayer; se sabe que la cifra real es del triple. Se inunda la obra de la refinería de Dos Bocas; el gobierno dice que son encharcamientos habituales que se secan. Matan a cinco personas en una taquería de Irapuato, y a dos en un bar de Léon, Guanajuato. Se volvió viral el ataque a Kimberly Ávila, una joven que recibió seis disparos en la capital del país y pide apoyo para que las autoridades la protejan. En Jiutepec, Morelos, una mujer fue asesinada frente a su esposo. Una joven fue ejecutada por sujetos desconocidos cuando conducía una camioneta en Acayucan, Veracruz. En promedio matan 100 personas al día. La Unidad de Inteligencia Financiera dice que en dos años, los cárteles mexicanos obtuvieron ganancias por un billón de pesos. El encargado de evitar el lavado de dinero en el banco HSBC y que provocó que lo multaran por fracasar en ello, hoy trabaja en el SAT. La UIF descongeló 800 millones de pesos de cuentas de Kamel Nacif. El gobierno del presidente Trump aplicó esterilización forzada a cuando menos seis mexicanas, como parte de un largo rosario de violaciones a los derechos humanos de migrantes; López Obrador no critica a Trump nunca. Espectáculo de canibalismo político en la lucha por la dirigencia nacional de Morena: Porfirio Muñoz Ledo, el hombre que le puso la banda presidencial a López Obrador, amaga con expulsar del partido al canciller Marcelo Ebrard por apoyar a Mario Delgado. El subsecretario de Hacienda dice que México se endeudará para enfrentar el Covid; el presidente lo desmiente. El presidente prepara su siguiente rifa: 5 mil lotes de terreno frente al mar.

SACIAMORBOS. Me cuentan que dos de los más cercanos a Emilio Lozoya, exdirector general de Pemex, contactaron a uno de los despachos penalistas más famosos de México, con el objeto de buscar defensa. Les contaron a los abogados que ya no existían más videos y que ellos mismos quemaron los recibos de los sobornos que dieron. De ser esto cierto, la Fiscalía General de la República va a enfrentar un reto titánico para probar las detalladas acusaciones que hizo Emilio Lozoya en la declaración que se filtró y fue el goce del presidente López Obrador. La expectativa que generó el gobierno es que se dieron privilegios a Lozoya a cambio de que “pusiera” a Peña Nieto. Y hasta ahora, nomás a puesto a un par de segundones del PAN que salen en un video. Iremos viendo. Esta trama está lejos de terminar, y el presidente está lejos de querer que termine.

Continuar Leyendo

Carlos Loret de Mola

Las 5 viñetas que pintan al subsecretario

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Las 5 viñetas que pintan al subsecretario

Pocos personajes del gobierno ejercen el poder con un estilo personal que contrasta con el ideal obradorista de la llamada Cuarta Transformación. Es el caso del doctor Jesús Seade, subsecretario para América del Norte.

Cinco ejemplos lo exhiben:

1.- Los de Peña Nieto le vieron la cara. Cuando López Obrador ganó las elecciones, nombró a Seade como su negociador para el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá. Como el equipo de Peña Nieto ya había cerrado la negociación con el gobierno de Trump, Seade quiso hacerse notar diciendo que cambiaría los acuerdos en materia de inversión energética, para defender la soberanía nacional. Para complacerlo, literalmente cambiaron las palabras de un párrafo del TMEC. No cambió el sentido, no cambiaron los alcances, sólo le dieron una maquillada para que Seade se creyera relevante, y se la creyó. Le contó a su jefe López Obrador que él había detenido la privatización energética vía el nuevo tratado. Tan falso que hoy por hoy, las empresas estadounidenses que se quejan del cambio de reglas del gobierno federal en el sector, están impugnando a México amparándose en los compromisos de inversión bilaterales que protege el TMEC.

2.- Se dobló ante Estados Unidos y nuestros vecinos se aprovecharon. Ya como subsecretario, le tocó cabildear con el Congreso de Estados Unidos la ratificación del TMEC. No negoció. Sencillamente se entregó a los intereses americanos, al grado que rompió comunicación con los empresarios mexicanos que debía defender frente a las poderosas empresas vecinas. Le empezaron a apodar “doctor cede”, en vez de doctor Seade. Ese último tramo de entreguismo dejó vulnerable al sector productivo mexicano frente a acusaciones unilaterales de Estados Unidos. Seade lo negó en su momento, pero ya en la práctica está empezando a suceder. El daño hará que recordemos por años la torpeza.

3.- La frivolidad. En esta columna revelamos, con fecha y costo, la cantidad de viajes con cargo al erario que hizo el doctor Seade a Hong Kong y, además, en primera clase. ¿Qué hacía el subsecretario de América del Norte en Asia? Simulando para gastarse el dinero del pueblo mexicano: Seade tiene amigos y familia en Hong Kong, allá está lo que considera su hogar; entonces se organizaba supuestas comisiones de trabajo para que le pagáramos el boleto de avión. La desfachatez tuvo su clímax cuando, con cargo al presupuesto, acudió a las primeras filas de una pelea del “Canelo” en Las Vegas, y la justificó diciendo que iba a una reunión clave para cabildear el TMEC.

4.- Sueños grandes, resultados chicos. Seade creyó que podía dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC). El ridículo fue estrepitoso: no pasó de la primera ronda de votaciones. Era absolutamente previsible: a su discreta trayectoria se sumó que lo candidateaba un gobierno internacionalmente percibido como enemigo de la inversión (el de AMLO en México).

5.- El subsecretario sin subsecretaría. Tras el fracaso en la OMC, Seade se quedó como subsecretario… pero sin subsecretaría. La de América del Norte es una de las que determinó el presidente AMLO que debían desaparecer.

SACIAMORBOS

Con la salida de KBR de la refinería de Dos Bocas siguen sumándose las compañías que hacen el intento y terminan convenciéndose de que ese proyecto va a salir más caro de lo que dice el presidente y no va a estar listo en la fecha que prometió. Crecen las sospechas sobre la secretaria Nahle.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario