SUN

Ciudad de México.- Un polémico Gran Premio de Silverstone se vivió en la Fórmula 1. Lewis Hamilton (Mercedes) superó en la recta final a Charles Leclerc de Ferrari (quien dominó por muchas vueltas la carrera) y conquistó el GP de Gran Bretaña.

La polémica se presentó desde la primera vuelta de la carrera, el británico tuvo un impacto con el Red Bull de Max Vestappen, lo sacó de la pista mandándolo contra el muro, Max tuvo que abandonar por este incidente y fue llevado al hospital. El equipo Red Bull exigió un castigo severo ante la infracción cometida por Hamilton. El choque le costó al británico una penalización de 10 segundos pero continuó en la carrera para buscar el título en casa y ante su público.

La carrera fue liderada por Leclerc pese a sufrir por algunos momentos problemas en el motor de su monoplaza, sin embargo, a dos vueltas del final, salió ligeramente de la pista y fue rebasado por Hamilton, los neumáticos ya no le dieron para pelear y se tuvo que conformar con el segundo lugar.

Por su parte, el mexicano Sergio Pérez, que arrancó desde el último sitio, alcanzó a recuperar posiciones, pero dos entradas en los pits para cambio de neumáticos le hicieron perder algunos lugares.

Por momentos se mantuvo en el top 10, pero la estrategia de Red Bull al final fue que lograra la vuelta más rápida y lo consiguió para arrebatarle un punto a Hamilton, aunque terminó la carrera en el sitio 16. El triunfo de Hamilton y el tercer lugar de Valtteri Bottas hizo mucho daño al equipo Red Bull, el británico se queda a 8 puntos de distancia del líder Verstappen, mientras que ‘Checo’ cae hasta el quinto lugar y Bottas queda cuarto.

En la clasificación de constructores, Red Bull sigue liderando pero Mercedes recortó la ventaja a cuatro puntos.