Redacción

Silao.- La explosión de una pipa de doble remolque que transportaba gas LP, ocurrida este lunes por la mañana en la autopista Tepic-Guadalajara, enlutó a varias familias, entre ellas una silaoense.

El hecho de tránsito ocurrió a la altura del kilómetro 106 entre el municipio Ixtlán del Río y el entronque a Chapalilla, en el tramo Jalisco-Nayarit.

De acuerdo con datos emitidos por la Fiscalía de Nayarit, se presume que el vehículo pesado, con razón social Gómez Morín Torres con domicilio en Torreón, Coahuila, impactó un auto compacto, luego estalló y el fuego alcanzó también una camioneta familiar y un auto tipo sedán.

Mientras rescatistas trabajaban en la escena ocurrió una explosión más que lesionó a dos bomberos. Una de los pasajeros pudo salir y fue trasladada con urgencia a un hospital.

Aunque las autoridades no han corroborado de manera oficial los nombres, a través de redes sociales trascendió que en el sedán iban Verónica y Jéssica Araceli López Prado, educadora e ingeniero en Logística y Transporte, respectivamente.

Por la tarde, la noticia cobró relevancia entre familiares, amigos y compañeros de estudios, quienes a través de Facebook compartieron emotivos mensajes.

Durante la tarde del lunes la noticia cobró relevancia entre familiares, amigos y compañeros de estudios, quienes a través de Facebook compartieron emotivos mensajes.

“Fuiste una gran compañera y a todos nos sacabas sonrisas. Ahora nos tienes con un nudo en la garganta, con más de un recuerdo que dejaste plasmados en nuestros corazones. Elevemos a Dios una oración, por el eterno descanso de su alma, Jessi Prado y el de su hermana Vero”, escribió Sofía Rodríguez.

También lee:

LC