Cuca Domínguez

Salamanca.- Agricultores reportan que les ha resultado más caro hacer producir una hectárea, por ejemplo de maíz hasta este momento se requieren de entre 40 y 50 mil pesos hasta el momento; pero si escasea el agua o surge alguna plaga se tendrá que invertirle más, precisó Héctor Ortega Razo, secretaría general de la CNC local.

El líder campesino destacó que los insumos agrícolas han temido incrementos desde un 30 y hasta un 70 por ciento, “todo subió y no hay otra alternativa más que adquirirlos al precio que se venden, porque no hay quién regule los precios desde la semilla, los fertilizantes, por eso ahora se ha gastado más de 40 mil pesos para hacer producir una hectárea”, precisó.

Ortega Razo dijo esperar que los precios de los granos sean buenos y se alcance para sacar lo que se invirtió, “en este momento los cultivos regados con agua de las presas va en promedio en un 70 por ciento; mientras los cultivos de temporal que solo se riegan con agua de lluvia, van muy apenas en un 25 por ciento promedio”, precisó.

Los agricultores han tenido que hacer producir la tierra con mucho riesgo, por ejemplo si deja de llover se tiene que dar otro riego, “aún no se acaba la inversión, aún hay una serie de gastos que faltan por hacer, luego de que lo más caro fue la semilla; los fertilizantes no se digan, están por igual, nos dimos cuenta que las alzas alcanzaron hasta un 70 por ciento, los que está dejando descapitalizado a los campesinos”, aseguró.

Señalaron que la única esperanza es que los precios del maíz sean buenos, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió precios de garantía, pero hasta ahora no ha habido nada, por lo que esperan que se intervenga y se pague lo justo por los granos, ya que de lo contrario seguirán arrastrando deudas y de seguir así pueden llegar a quedarse sin recurso para volver a sembrar sus tierras, concluyó.

Sube el kilo de la tortilla y la canasta básica

La batalla de los agricultores se ve reflejada en el bolsillo de todos los mexicanos quienes cada vez tienen que desembolsar más para poder surtir su cocina o al menos comprar lo necesario para subsistir.

Y es que, los mexicanos siguen enfrentando el alza de los precios en varios productos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la inflación de la primera quincena de julio se ubicó en 5.75% a tasa anual.

Dentro de los precios de productos que más aumentaron en esta quincena fueron el gas doméstico LP y la tortilla de maíz, que tuvieron una variación quincenal de 4.01 y de 1.54%, respectivamente.

Los productores ya han señaló que el incremento en el precio de la tortilla es injusto, porque los productores de maíz vendieron sus cosechas a bajo precio, por lo que los únicos beneficiados con el alza fueron los acaparadores.

Por ello la Profeco se comprometió a realizar una revisión de las tortillerías que vendan el kilo a 20 pesos para sancionarlos pues el precio aún no se ha aprobado y solo se permite que se eleve hasta los 18 pesos; con estas medidas se esperaba que el precio se regule y baje a entre 16 y 18 pesos.

LC