Daniel Moreno

Comonfort.- Contenta de regresar a clases, Evangelina López Arellano, directora de la escuela primaria Cuauhtémoc en Soria municipio de Comonfort, consideró que hay cosas que no se pueden enseñar virtualmente, como la convivencia y la empatía en los estudiantes.

La directora reconoció que a lo largo de estos meses, maestros, padres de familia y por supuesto los propios estudiantes, han tenido que aprender a usar tecnología y aplicaciones o herramientas computacionales como Zoom, Slack o Hangouts, pero aseguró que el WhatsApp ha sido la herramienta de informática que más ha facilitado la comunicación y el contacto con estudiantes y padres de familia.

Sin embargo de los 580 alumnos de la primaria alrededor de 180 no cuentan con los medios para conseguir teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras y por supuesto internet para tener clases a distancia.

Para ellos se aplicaron otras estrategias cómo visitarlos periódicamente en sus domicilios o enviarles cada semana un cuadernillo de tareas y actividades, también hay alrededor de 12 alumnos de toda la escuela con los que simplemente se ha perdido el contacto.

López Arellano indicó que para regresar a clases se dio la limpieza previa y mantenimiento a la escuela con el apoyo de los padres de familia y así los estudiantes que estarán yendo a clases se organizarán por grupos para rotarse, de tal modo que puedan acudir unos un día y otros en un día distinto.

La maestra dijo que al tener alumnos en la escuela se podrán recuperar ciertas condiciones, consideró que los alumnos volverán a tomar disciplina “para entrar temprano, levantarse antes de las 8:00 de la mañana; deberán aplicar las medidas preventivas de salud, volverán a convivir y tendrán que resolver problemas que solo se logran con diálogo cara a cara”.

También lee: ‘Si todo sale bien’ en prueba piloto, en agosto se regresaría a clases: SEG

Van con grupos reducidos

La escuela Cuauhtémoc es una de las que han participado en este proyecto piloto de reinicio de clases presenciales y cuenta con 580 alumnos. Sin embargo, la situación en la que operará refleja lo que pasa en muchas otras escuelas.

Evangelina López, directora del plantel, Indicó que inicialmente sólo cuatro grupos estarán participando en esta prueba piloto. De los grupos, solo el 70% o máximo 75% de los alumnos estarán yendo a la escuela porque el resto los padres no aceptaron llevar a sus hijos a clases por diferentes razones.

También hay casos de grupos completos que no acudirán a clases porque no se han dado las condiciones para que los alumnos estén físicamente en la escuela; por ejemplo, que el maestro de aluno de los grupos tuvieron covid-19 y apenas se recupera.

Dudas y preocupaciones entre padres: otros aplauden el regreso

Padres de familia tienen opiniones divididas respecto al programa piloto ‘Regreso a clases’, al considerar que el retorno a las aulas es bueno después de estar un poco más de un año recibiendo clases a distancia, sin embargo, también mencionaron sentirse todavía inseguros de mandar a sus menores a los planteles educativos.

Leticia Bautista López, madre de familia del preescolar Carlos A. Carrillo ubicado en la Comunidad Ojo de Agua de la Hierba Buena en Santiago Maravatío, dijo estar contenta de este regreso a clases; aseguró que se extrañaba al personal escolar y desde luego la interacción entre los pequeños.

María Alicia Baeza García, madre de familia de la comunidad Puerto Blanco, perteneciente al municipio de Doctor Mora, mencionó que el regreso a clases lo considera bien, siempre y cuando se sigan las medidas preventivas de sanidad como el respeto de la sana distancia y la toma de gel antibacterial.

Por su parte, el señor Juan Carlos Olvera padre de familia, en el municipio de San José Iturbide, mencionó que todavía continúa con dudas de mandar a sus hijos a clases presenciales debido a que la pandemia persiste.

LC