Municipios Top 5

Hay 18 niños en Salvatierra esperando un hogar; violencia complica búsqueda

Daniel Moreno

Salvatierra.- Actualmente el sistema DIF de Salvatierra mantiene en albergues bajo su resguardo a 18 niños que son viables para ser adoptados. 

Ignacio González Vidal, procurador de asistencia social del DIF municipal, dijo que cada vez se ha vuelto más difícil encontrar un buen lugar a estos niños debido al incremento de violencia en los hogares.

Según el funcionario estos 18 menores han llegado a manos del DIF por diferentes razones: huérfanos por violencia en los cuales los padres han perdido la vida, violencia intrafamiliar, descuidos u omisiones, por ejemplo no se les da de comer, no se les lleva a la escuela, no se le da atención médica, entre otras circunstancias. Sólo que al tratar de darlos en adopción también se han encontrado con familias adoptantes que presentan problemas de violencia. 

De estos 18 niños, en los últimos cinco años se han tenido menores de edad en estado de abandono, esto es que los que simplemente se les ha encontrado en la vía pública sin saber de sus familiares, o bien, sus padres ya no se quieren hacer responsables de ellos y los abandonan dentro de sus propios domicilios. 

Lo más grave de esta situación es que el abandono ha venido creciendo, según González Vidal, pues de 5 casos en los últimos cinco años, tres han ocurrido en este 2021. 

Por eso el procurador afirmó que esos 18 menores podrían tener una segunda oportunidad, si es que alguien los adopta, sólo que al hacer estudio lo que se busca es que las familias adoptivas tengan capacidad económica, formen un hogar en armonía y tengan capacidad de darles los cuidados necesarios.

Lamentablemente se detectan hogares sin capacidad económica, con miembros violentos o con otras condiciones que no los hace viables para recibir un niño. 

Sin embargo, el personal del DIF aseguró que aún dentro del albergue, a los niños a resguardo se les procura dar las atenciones debidas, por ejemplo, en este día del niño se les hizo una fiesta para que pudieran festejar su día; se les permite pasear con familias que los reciben un día a la semana, se les lleva al cine, incluso se les autoriza a algunos participar en torneos de futbol y se les acompaña para que practiquen el deporte o algunas otras actividades. 

El procurador coincidió que la solución no será que el DIF reciba todos estos niños sino que dentro de las familias se creen condiciones para que los pequeños queden dentro de su red familiar. 

LC

Otras noticias