Principal Vida Pública

Hallan continuas fallas en el trabajo de la Fiscalía

Óscar Jiménez

Estado.- En sólo 14 meses, la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) remitió 52 recomendaciones a la Fiscalía General del Estado (FGE) derivado de malas actuaciones, abusos y/o uso excesivo de la fuerza de parte de agentes investigadores.

Todas esas recomendaciones derivan de hechos como el ocurrido el lunes en Celaya, donde un comerciante falleció cuando miembros de la Agencia de Investigación Criminal intentaron detenerlo.

Aunque no se han esclarecido las causas del deceso, existen videos en los que se observa que tres agentes someten con fuerza excesiva al comerciante celayense, al que en ningún momento le muestran la orden judicial, además de que circulan en una camioneta sin placas.

Como ese caso, la PDHEG investigó 39 expedientes relacionados con abusos o malas prácticas de personal de la FGE entre enero de 2019 y febrero de este año, los cuales derivaron en 52 recomendaciones dirigidas al fiscal general, Carlos Zamarripa Aguirre, para que sancionara a los servidores públicos señalados y aplicara medidas de remediación.

De acuerdo al último informe del procurador de Derechos Humanos en Guanajuato, Raúl Montero, la FGE fue la autoridad que más recomendaciones recibió en el último año, de las cuales 14 se debieron a la violación del derecho a la integridad física –lesiones causadas por los agentes investigadores—.

Con las 47 recomendaciones que recibió en 2019, la FGE superó a la Secretaría de Seguridad Pública, que acumuló 41, a la Secretaría de Educación de Guanajuato con 44 y a la Secretaría de Salud con 28.

Serie de atropellos

El pasado lunes, la PDHEG abrió un expediente de queja (103/2020- CI) tras conocer de la muerte del comerciante en Celaya, Juan Carlos Padilla, quien falleció luego de ser sometido por policías ministeriales, que nunca le mostraron la orden de aprehensión en su contra.

Al respecto, la FGE aclaró que el comerciante sólo fue sometido, mas no golpeado, y que padecía hipertensión y diabetes, con tratamiento médico, lo que derivaría en un infarto agudo al miocardio. Adelantó que daría total transparencia a los estudios forenses practicados al cadáver de Juan Carlos.

Sin embargo, ese tipo de violaciones han sido constantes en los últimos meses, como consta en la queja número 188/18-B, en la que un ciudadano aseguró que agentes investigadores lo agredieron físicamente y le colocaron una bolsa negra en el rostro durante su detención.

La misma mecánica se presentó en el expediente 67/17-B, también en diciembre de 2019, cuando la parte lesa aseguró que los agentes entraron a su domicilio sin una orden judicial, mientras también se quejó de una serie de lesiones provocadas por los elementos durante su detención.

La PDHEG acreditó comportamientos similares en los expedientes 128/19-C y 78/19-C, en los que se acreditó que lesionaron a dos ciudadanos que después acudieron a presentar su queja, uno de los cuales incluso lo detuvieron de forma arbitraria al confundirlo con otra persona.

EZM

Por si no lo viste:

Otras noticias