Manuel Arriaga

Pénjamo.- Para los habitantes del margen del río en la localidad de Santa Ana Pacueco es difícil lidiar cada año con inundaciones de sus viviendas. Proponen que una solución definitiva es la construcción de un muro de contención que evite que el agua del río Lerma inunde 200 casas habitadas.

Sin embargo, fueron ellos quienes construyeron dentro de la propiedad federal hace más de 30 años, convirtiendo en una calle un área que es parte del lecho del río.

Desde hace más de 30 años y con total impunidad, más de 200 familias se asentaron de manera irregular en el margen derecho del río Lerma en Santa Ana Pacueco. Construyeron casi 300 casas en una zona que es parte del bordo natural del río y tuvieron que rellenar algunas zonas para tener un piso firme donde poder construir sus viviendas.

En julio de 2018, el entonces delegado municipal de Santa Ana Pacueco, Enrique Cabrera Enríquez, informó que las afectaciones se dan en la zona donde los habitantes invadieron el cauce del río Lerma para construir sus viviendas de manera irregular desde la década de los 80, “estamos viendo un plan de reubicación para cambiar las casas a una zona segura, para esto necesitamos el apoyo del Instituto de Vivienda del Estado de Guanajuato” citó el funcionario.

EZM